Top Gun Maverick

Top Gun Maverick

Título original: Top Gun: Maverick

Año: 2022

Duración: 131 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Joseph Kosinski

Guion: Ehren Kruger, Eric Singer, Christopher McQuarrie. Personaje: Jim Cash, Jack Epps Jr.. Historia: Peter Craig, Justin Marks

Música: Harold Faltermeyer, Hans Zimmer, Lorne Balfe Fotografía: Claudio Miranda

Reparto: Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly, Jon Hamm, Glen Powell, Ed Harris, Val Kilmer, Lewis Pullman, Charles Parnell, Bashir Salahuddin, Monica Barbaro, Jay Ellis, Danny Ramirez

Productora: Paramount Pictures, Jerry Bruckheimer Films, Skydance Productions.

Distribuidora: Paramount Pictures

Género: Acción. Drama | Ejército. Aviones. Secuela

Opinión

Esta esperada (no tanto) secuela del clásico de 1986 fue una de las producciones que se vieron grandemente afectada por la pandemia y que finalmente se estrenan después de mantenernos en ascuas desde que nos enteramos de su producción.

En esta secuela; dirigida por Joseph Kosinski (Tron: Legacy, 2010) y protagonizada por Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly, Jon Hamm, Glen Powell, Lewis Pullman, Ed Harris y Val Kilmer (Si, Val Kilmer); vemos a un Maverick en su segunda mitad de los 50 batallando con el inevitable avance del tiempo y los cambios que el mismo trae.

La vida soñada de Maverick, es casi perfecta, el único detalle es que se tiene que terminar en algún momento, y el filme nos lo hace ver.

Maverick nunca dejó de hacer lo que quería y lo que sentía era el propósito de su vida, pero el tiempo hace de las suyas esta vez y el protagonista se ve enfrentado con el inevitable fin de su carrera, durante el filme se nos hace ver que aquel joven y temerario Maverick vive todavía dentro del Capitán Pete “Maverick” Mitchell que es respetado por sus hazañas pero que sigue dependiendo del favor de sus superiores.

El guion y la dirección llevan el filme de una manera espectacular con personajes profundos y bien desarrollados que son puestos en escena por actores en la misma condición que cómo los buenos vinos, con el tiempo han adquirido una esencia madura que es palpable. Sin embargo, lo que hay que destacar del filme son sus escenas de acción que nos mantienen al borde durante toda la película y que he de reconocer que el usar menos CGI se volvió completamente un acierto, ver los jets de combate reales le otorgan una textura inigualable que para los espectadores, ya sean fanáticos del clásico ochentero que recordaban con nostalgia la primera vez que vieron al joven Maverick haciendo una “cobra” en su F14 o neófitos en esto de los comerciales bélicos, otorga la sensación de estar viendo un Hollywood que creíamos perdido.

Si bien la trama es tan profunda cómo una película de acción puede ser, los factores de un guion maduro, una dirección atinada, actores añejados, efectos prácticos, un ligero toque de romance y comedia, y una excelente fotografía hacen de esta película la secuela inesperadamente refrescante y buena que es Top Gun: Maverick.

Para su humilde (nocierto) servidor esto le merece una excelente calificación a la película de 9/10, 4.5 de 5 estrellitas, like o cual sea el ranking que prefieran, simplemente: recomendada.