Flicktober: Suspiria 1977 vs 2018

Flicktober: Suspiria 1977 vs 2018

alt

Muchas veces pensamos en las brujas como personajes cómicos. Señoras despeinadas con sapos y gatos alrededor de un caldero que vuelan en escobas durante la noche de Halloween. En general, el sentido más tétrico que le da el cine a las brujas es cuando las cazan y las queman en las hogueras medievales. Afortunadamente, hay películas como “The vvitch” o ”The Autopsy of Jane Doe” que deciden utilizar la figura de las brujas como un verdadero ente maligno. Y eso es exactamente lo que pasa en la película de “Suspiria'', tanto en su versión de 1977 del director italiano Dario Argento como su homónima del 2018, dirigida en este caso por Luca Guadagnino (algo implícito pero vale la pena remarcar que también es también italiano.)

Y digo versión porque no puedo decir que son remakes. Es contar una historia de dos maneras completamente diferentes sin que ninguna de las dos no cumpla su propósito como buena película de terror.

Analicemos la esencia de cada película:

alt

Argento creó a través de una combinación de toques sangrientos, fotografía surrealista, colores psicodélicos y tenebrosos un relato de terror inolvidable dentro de la academia de baile dirigida por Madam Blanc.

Desde un inicio Suzy Bannion (Jessica Harper) se percata de que aquél lugar acoge algo oscuro y tenebroso ligado a la desaparición de alumnas, es por esto que, junto con su compañera y amiga Sara, comienza a investigar el sitio y sus secretos.

Las tonalidades rojizas, los colores eléctricos, las formas cúbicas y la música, logran capturar la esencia de Suspiria, acompañadas de un final aterrador y muy convincente el cual fue aclamado por la crítica.

alt Por su parte, el largometraje del 2018 es una narrativa más lenta, con saltos históricos que rellenan espacios en blanco de la película de 1977, pero que exigen que el espectador se mantenga más atento que en la colorida versión de los 70’s. Incluso está dividido en actos para dar sentido cronológico a los escenarios y situaciones que se presentan.

Los colores son completamente contrarios. El cromatismo de la película de Argento cambia por un tono gris que busca crear un sentido Alemán para el desarrollo de la historia. El body horror y el uso del silencio son elementos contrarios a la creación de Argento.

alt Otro aspecto que cambia mucho entre cada película es la relación entre Suzy Bannion (Dakota Johnson)y Madame Blanc (Tilda Swinton)tiene más profundidad y relevancia en la historia de Guadagnino.

Finalmente podemos decir que las dos Suspiria comparten materia prima, pero están organizadas de manera totalmente diferente ya que, también siguen objetivos diferentes y sus resultados lo son todavía más.

alt

Datos curiosos:

La protagonista de Suspiria 1977, Jessica Harper (Suzy Bannion) interpretó al personaje de Anke en la de 2018.

alt

Una de las líneas más atractivas es la historia de Suspiria 2018 (las Tres Madres, tres brujas antiguas y poderosas que habitan en diferentes partes del mundo) es un tema que se trata en la secuela de suspiria de Argento en la película de Inferno (1980) y Mother of Tears (2007)

alt alt