Socias en guerra, tan mala que necesitamos de varias editoras para reseñarla

 class=

La primera comedia del año debía ser impactante, lista para abrirle las puertas a las que están por venir y sí Socias en guerra es impactante, pero impactantemente mala. Tampoco es que se esperara una maravilla después de ver el trailer, más porque el género repite año con año historias ya gastadas, con añadiduras cada vez más inverosímiles que lejos de ayudarlas, terminan hundiéndolas ya ni siquiera a ojos de la crítica sino del público mismo.

Tanto fue el desagrado por esta cinta que no tiene ni por donde rescatarla que todas las «socias» que fuimos a verla, tanto en Guadalajara como en CDMX hicimos nuestra propia reseña, exponiendo todo lo que no funcionó y dando así, una opinión más nutrida y venenosa sobre una de las películas que nunca debieron de suceder.

 class=

Dennise de CDMX opina:

La nueva película de Paramount Pictures es más de lo mismo, comedia sosa de Hollywood y qué decir de la sobre actuación de Salma Hayek; Socias en Guerra llega a cines nacionales este 31 de enero, donde veremos a dos amigas (Tiffany Haddish y Rose Byrne) incursionando en el mundo del maquillaje, quienes deberán enfrentarse al monopolio de Claire Luna si quieren salvar su marca y su amistad.

 class=

Socias en Guerra es la misma historia, pero contada de diferente manera. Vemos a dos amigas a punto de perder su amistad, luchando por diferentes propósitos pero que al final logran vencer sus diferencias y fortalecer su vínculo, todo esto con tintes de comedia, con escenas que ¡sí! Te sacaran más de una risa.

Por otro lado, tenemos a Claire Lune nuestra villana interpretada por Salma Hayek, una mujer fría y caprichosa sobre estereotipada, la mexicana se siente demasiado forzada, además de que no se ve un buen desarrollo de su personaje.Por otro lado, Tiffany Haddish y Rose Byrne tampoco ofrecen mucho a esta cinta, tenemos a la amiga independiente con aires de grandeza junto con la amiga infantil y rebelde que ya nos han presentado en un sinfín de historias más, además de que la relación entre estas dos nunca llega realmente a profundizar emocionalmente con los espectadores, termina siendo una amistad plana.

 class=

Vemos el empoderamiento femenino que actualmente todos quieren retratar en sus películas, algo que no está mal, pero termina volviéndose molesto y dejando un mensaje de capricho, porque además de toda la historia no tiene un buen desarrollo; pasa tan rápido que no deja un momento para que el público conecte con esta y el mensaje que realmente quieren dejar se queda en el aire, no sabes si era sobre la amistad, la belleza interior, el machismo, el consumismo o todo porque ninguno de esos puntos se profundiza; se intenta abarcar tanto que al final no llegan a transmitir un mensaje real y trascendental.

Socias en Guerra podría haber ofrecido más — es el mundo de la moda, tenemos joyas como The Devil Wears Prada— pero no lo logró, terminó siendo una película para pasar el rato, aunque no se puede negar que si sacara una que otra risa.

 class=

Dhany de Guadalajara:

Con un guión muy poco trabajado; con escenas medio graciosas; talento desperdiciado; una historia que no ofrece nada nuevo y que a los 30 minutos de la misma sabes qué sigue y cómo va a terminar “Socias en Guerra” es la primera comedia del año y posiblemente la peor. Lo único que puedo rescatar en el mensaje de amistad y la química entre las protagonistas Tiffany Haddish y Rose Byrne. Ni siquiera puedo mencionar la actuación de Salma Hayek.

 class=

Ivonne de CDMX opina:

Socias es guerra es una burla para las comedias y no aporta nada novedoso al género, centrándose en la amistad de dos mujeres –exprimido ya hasta el cansancio− Lejos de seguir el patrón que llevaría a una cinta al menos llevadera, el filme exagera aún más ya los clichés absurdos que siempre vemos en este tipo de películas y aun así, deja mucho que desear en todos los sentidos.

Los personajes son exasperantes y lejos de crear un vínculo con el público se vuelven un chiste. La peor parte se la lleva Salma al tener que fingir un acento mexicano que sólo acrecienta el estereotipo que se tiene de los latinos, con un color de cabello que la asemeja a ese chiste malo prevaleciente en películas adolescentes de la década de los 2000 donde las chicas populares y tontas iban a camas de bronceado hasta quedar color zanahoria.

 class=

Pese a que algunas escenas funcionan otras francamente son una copia de varias películas del género cómico como: Miss Simpatía y Legalmente rubia, incluso vemos por allí a Jennifer Coolidge quien calca al personaje que interpretó en la cinta protagonizada por Reese Whiterspoon sólo que con algunos años de más.

El poco ingenio para desarrollar personajes es algo lamentable porque el elenco cuenta con grandes actores que ya han mostrado su valía en varias comedias. Socias en guerra es francamente decepcionante y lo único destacable es la química entre Rose y Tiffany, pero en lugar de rescatar la cinta causa molestia por no haber trabajado más en el guion.