Ride your wave- juntos en el mar

 width=

Este 27 de septiembre no te puedes perder el estreno en las salas de Cinépolis del Konnichiwa Fest, el cual ahora nos trae Ride your wave: juntos en el mar, cinta de animación japonesa dirigida por Masaaki Yuasa y que llegó a las pantallas niponas apenas este 21 de junio. El guion estuvo a cargo de Reiko Yoshida (Una voz silenciosa) y en la parte musical tenemos a Michiru Oshima quien vuelve a trabajar con Masaaki  después de Lu over the wall y The Night is Short Walk On Girl.

La historia se centra en Hinako, una chica quien vuelve a la ciudad donde creció para estudiar Biología marina y practicar su pasatiempo favorito: el surf. Pocos días después de la mudanza, el edificio de departamentos en el que habita se incendia y ella queda atrapada en el techo junto con su tabla. Y es allí cuando Minato, un bombero no mucho mayor llega a rescatarla con éxito, ganando así una salida a la playa para aprender a surfear.

 width=

Basta una salida para descubrir todas las cosas en común que comparten y aceptar tener más citas, tras las cuales comienzan a enamorarse y hacer cada vez más seria su relación. Sin embargo, tanto amor y dicha pocas veces significan algo bueno en las cintas japonesas, para ellos sin sufrimiento no hay dicha y por tanto, no puede existir uno sin el otro; ya podrás imaginarte que una tragedia golpeará la vida de alguno de nuestros protagonistas, en este caso, la muerte accidental de Minato.

Las cintas japonesas –animadas o no− casi siempre pretenden dejar una enseñanza más que un final feliz y Ride your Wave no es la excepción. Nos presenta a la una chica que pese a tener claras algunas cosas de su vida no se siente aún capaz de decidir sobre su futuro ni de haber encontrado su lugar en el mundo, en contraste con Minato quien pareciera ser perfecto en todo. A lo largo de la cinta Hinako tiene un crecimiento personal con el cual es fácil identificarse en una o más etapas.

 width=

El mensaje es impactante no sólo para los japoneses –recordemos el alto índice de hikikomoris en aquel país.− ya que además del proceso para superar una pérdida habla de encontrarse a uno mismo y ponerse de pie. De aquí parte el nombre Ride your wave, el cual significa montar tu ola y es una referencia directa a la vida misma donde las olas son tanto tragedias como cosas buenas que ocurrirán diariamente; debes sobreponerte siempre y seguir surfeando.

En cuanto al arte visual, los personajes están dibujados de forma estilizada −recordando a series como Lovely Complex o Nana−, sus expresiones son exageradas para hacer más notorio los momentos de felicidad y sufrimiento, además podemos notar una paleta de colores pasteles y neones en la ropa y accesorios de cada uno, acorde a sus personalidades.

 width=

Este tipo de características son propias de los animes Shoujo y dado que la cinta nos cuenta una historia de amor tipo Ghost: la sombra del amor considero que es el estilo apropiado; si bien no son los trazos más bonitos vistos en este tipo de animación, tampoco son descuidados y se preocupan por enlazar la vida marina con la historia.

Una de las características más importantes de esta cinta es sin duda la música ya que en todo momento podemos escuchar –tanto la versión original como la interpretada por los protagonistas− Brand new story del grupo Exile y sin la cual la película no habría sido lo mismo. Me parece una balada adecuada para este tipo de romance juvenil y con la suficiente carga emotiva para seguir acompañando a nuestra protagonista aun cuando su otra mitad ya no esté. Eso sin contar que sepas o no japonés saldrás de la sala la tonadita durante un par de días.

Este filme  ya fue premiado como Mejor animación en el Festival Internacional de Cine de Shanghái y el Festival Internacional de Cine de Fantasía de Canadá, lo cual nos habla de un buen trabajo apto para toda la familia. Si bien podría parecer una película cursi a simple vista, lo cierto es que se equilibra bastante bien con las partes crudas y realistas. Además menciona otro tipo de problemas secundarios acontecidos a los amigos de los protagonistas, sin perder la narrativa logran crear conciencia sobre aspectos que parecieran no importantes.