Star Wars Jedi: Fallen Order

Reseña escrita por Rolas Treviño.

Plataforma: PS4 Pro.
Estudio: Respawn Entertainment.
Publicado por: Electronic Arts.

En la era en la que los fans de Star Wars ya no esperan un buen videojuego, especialmente uno de campaña de single player, Respawn (Titanfall 2) ha desarrollado un juego increíble para que más allá de recuperar la fe, volvamos a soñar con juegos extraordinarios.

Jedi: Fallen Order combina de forma excelente algunos de los géneros y estilos de juego más populares del momento, donde tienes escenarios y combates al estilo Dark Souls (aunque en un tono más alegre) con el estilo de exploración, acción y cutscenes de Uncharted, los puzzles estilo Zelda (aunque más acercado a Ocarina of Time que a Breath of the Wild) y un dejo de Metroid cuando se trata de regresar a lugares ya explorados y abrir nuevos caminos con tus poderes recién adquiridos; todo sin sentirse como una copia de ninguno de ellos, sino más como un homenaje.

La historia

El juego se desarrolla entre los episodios 3 y 4 del universo cinematográfico, y es este mismo time set el que le permite contarnos una historia que es más oscura a lo que el universo Star Wars nos tiene acostumbrados, pero siempre sintiéndose como una genuina historia del mismo. Cal Kestis, el padawan protagonista de la historia, y Cere Junda, su nueva mentor, sufren estragos psicológicos durante el juego por el aftermath que dejó la purga de Palpatine y Vader en episodio 3, y este contexto les da una muy grata profundidad a ambos personajes que, acompañados de una actuación memorable por parte de Cameron Monaghan y una actuación digna de premios por parte de Debra Wilson, hacen de ésta una historia que se siente muy personal y que regala momentos increíblemente satisfactorios.

Acompañados del alienígena de cuatro brazos, Gris, capitán de la Mantis, y el súper simpático BD-1 (en lo personal, uno de los mejores droides del universo Star Wars), Cal y Cere buscarán la manera de salvar a la casi extinta orden Jedi. Esta aventura los lleva a diferentes planetas en donde Cal tendrá que enfrentarse con todo tipo de bichos y animales salvajes, agentes del Imperio y a la maligna Second Sister, una de las Inquisidoras más poderosas del Imperio, todo mientras exploras lugares increíbles, como las junglas tenebrosas de Kashyyyk, los áridos paisajes rojos de Dathomir o las montañas heladas de Zeffo, entre otros.

El gameplay

Uno de los grandes aciertos del juego va de la mano de la exploración de todos estos planetas. Su estilo te permite correr, saltar, escalar algunos muros, deslizarte por superficies y colgar de lianas, todo para poder explorar rincones de cada planeta que aportan lore al juego, así como coleccionables que van desde aspectos cosméticos para Cal y BD-1, hasta partes para poder personalizar tu lightsaber.

El juego te da la libertad de explorar sin tantas restricciones (a excepción de secciones bloqueadas en las que necesitarás de nuevos poderes para poder avanzar), aunque siempre bajo tu propio riesgo, pues explorar fuera del “camino de la historia” te puede llevar a enfrentar enemigos contra los que puedes sufrir bastante, sobre todo considerando el estilo de pelea.

Jedi: Fallen Order no es un juego de hack and slash, es un juego donde tendrás que pensar bien tus movimientos y decidir de forma inteligente cuándo bloquear y cuándo atacar pues, a menos que estés jugando en dificultad “Story Mode”, los enemigos hacen una cantidad de daño considerable, y las barras de vida y fuerza se agotan más rápido de lo que te imaginas. Además de esto, se utilizan lugares de meditación para poder salvar el juego y, si así lo decides, descansar y recuperar toda la vida, fuerza y rellenar tus frascos de curación; sin embargo, descansar significa que todos los enemigos que has vencido hasta el momento reaparecerán. La cantidad limitada de frascos de vida y la mecánica de descanso del juego te harán pensar más dos veces antes de correr y atacar a lo loco.

Tus poderes avanzan por un sistema de “árbol de habilidades”, en el cual puedes aumentar tu cantidad de vida, tu cantidad de fuerza, desbloquear nuevas habilidades y mejorar tus poderes en general. Para esto, tienes que subir de nivel (aquí es cuando se vuelve útil hacer que todos tus enemigos reaparezcan) y obtener puntos de habilidad. Si bien muchas habilidades están muy cool (una de las más satisfactorias es la de lanzar tu lightsaber hacia los enemigos) y te pueden facilitar mucho las cosas, el árbol en general queda muy balanceado de una forma plana, y no se siente la necesidad de desbloquearlo por completo (yo por obsesivo lo hice, pero dejé más de una habilidad sin usar, fuera de probarla cuando la desbloqueé).

Las gráficas

Otro de los grandes logros del juego viene del lado visual. La iluminación, el estilo gráfico, el nivel de detalle en las texturas, los movimientos, las expresiones faciales… todo lo que tus ojos vean en la pantalla se ve hermoso, especialmente en modo 4K HDR. Ver cómo tu lightsaber refleja luz a tu alrededor de una forma tan perfecta es toda una experiencia, especialmente a medio combate. ¿El problema? Si lo estás jugando en consola o en una PC que no es muy poderosa, probablemente experimentes caídas en el frame rate y tiempos de loading muy largos, o pequeños glitches cuando atravieses alguna puerta y el escenario no cargue completo al instante. Aun así, la belleza del juego vale la espera de estas largas pantallas de carga.

El soundtrack

Y hablando de la belleza del juego, no puedo dejar de lado la música. No es solamente un soundtrack más de Star Wars (que, seamos honestos, la música de Star Wars siempre es sublime), es uno que le da vida en todo sentido al juego, no solamente por las canciones de tensión o de momentos épicos, sino por ésas que visten los momentos en los que vas explorando el mundo y le agregan cierta magia. Más de una vez me regresé a colgar de la misma roca en Bogano para escuchar una de esas pequeñas piezas. Hay que dejar claro que todos los efectos de sonido y las mezclas son perfectas.

Lo malo

Hay que aclarar algo muy importante, el juego es increíble, y claramente me fascinó, pero no es ni remotamente perfecto. Si bien hay cosas como largos loading times que son un problema hasta cierto punto perdonable, algo innegable es que el juego se siente apresurado, no en cuanto al pacing de la historia, sino al lanzamiento.

Desde el parche de día uno hasta los demás grandes parches que han lanzado hasta la fecha, muchos pequeños glitches y errores se han ido corrigiendo, pero hay ciertas cosas que son parte de la arquitectura del juego que no tuvieron el tiempo de pulirse, y SE NOTA. Uno de los ejemplos más fáciles para explicar esto nacen de mi experiencia deslizándome por las diferentes “rampas” en todos los planetas, donde la movilidad es tan rígida y difícil de controlar, que terminé incluso haciendo un par de game overs por caerme gracias a esto. Otro de ellos es cuando saltas hacia una liana, especialmente si lo haces despegando de una de estas rampas o de otra liana, y la dirección queda fija en el salto sin dejarte corregirla (y el hit box de las lianas es muy pequeño, por lo que fallar es ridículamente fácil).

El problema de las lianas se resuelve en cierta forma cuando adquieres la habilidad de Pull, porque puedes usar la fuerza para traerlas hacia ti, y muchos dirán que hasta queda justificado que antes fuera tan difícil, porque ahora ya “eres mejor Jedi”, pero claramente estos son errores de arquitectura del juego, no una forma de experiencia intencional por parte de.

Veredicto

Jedi: Fallen Order tiene sus errores, que en su mayoría son claramente por estrenarse con prisas, pero es, en mi opinión, uno de los mejores juegos de 2019 y el mejor juego de Star Wars a la fecha (Knights Of The Old Republic se queda en un muy cercano segundo lugar). La combinación de estilos de juego lo hacen una experiencia mega divertida. No, no hace tan bien ninguna de las cosas de las que toma inspiración de otros juegos, pero es la combinación la que hace que todo funcione tan de maravilla. Los puzzles podrían haber sido más retadores, las batallas pudieran haber sido aún más brutales; la exploración, más libre y el árbol de habilidades, mejor pensado, pero cambiar algo sería romper el pacing actual del juego, el cual es casi perfecto.

Jedi: Fallen Order es un juego que todo fan de Star Wars debe jugar sí o sí, pero también es un juego que todo gamer que disfrute de un buen juego de campaña single player necesita vivir. Esta sí es la clase de juego que puedo decir que es tan bueno, que lo malo casi ni lo recuerdo.

Calificación: 6.4 / 7 Maharkyestrellas