Reseña: Bros

Reseña: Bros

Por Rafa Carrillo (@RafaDDM)

Año: 2022

Duración: 115 min.

País: Estados Unidos

Director: Nicholas Stoller

Guión: Billy Eichner & Nicholas Stoller

Reparto: Billy Eichner, Luke Macfarlane, Ts Madison, Monica Raymund, Guillermo Díaz, Guy Branum, Amanda Bearse, Jim Rash, Bowen Yang, Miss Lawrence, Harvey Fierstein, Symone, Eve Lindley, D’Lo Srijaeraja, Jai Rodriguez, Peter Kim, Dot-Marie Jones

Productor: Judd Apatow

En términos de representación, qué bonito es ver una película como Bros llegar al cine mainstream popular sin tener que ser arrinconada como una película de nicho exclusiva para sólo mostrarse en festivales bajo galardones como el Premio Maguey. Que es fantástico que existan iniciativas como el Premio Maguey por supuesto, no lo tomen a mal, pero en pleno 2022 ya es tiempo de que esos no sean los únicos espacios donde se pueda disfrutar de una película con temáticas LGBTQ+ sin ser nada más un token simbólico como poner a dos mamás en Doctor Strange, esconder un beso de dos mujeres al fondo de una película de Star Wars, o lo que sea que haya pasado en la película de Buzz Lightyear, nada más para que Disney se levante el cuello y fingir inclusión para ganar votos por popularidad en el concurso de quién es más "woke". Y es que a la fecha son temas que siguen causando revuelo por razones retrógradas, pero tarde o temprano será de lo más cotidiano ir al cine y ver películas con personajes de todo tipo de orientaciones y géneros, y en esa vida normalizada encontramos a Bros que es una comedia gringa producida por Judd Apatow, con el mismo estilo que produciría una de las películas que tiene con Paul Rudd, y es una comedia romántica dirigida por Nicholas Stoller, con el mismo estilo que dirigiría una de las películas que ha hecho con Jason Segel, y en esta ocasión el diferenciador que da este punto de vista queer es Billy Eichner que agrega una voz diferente a las fórmulas de Apatow y Stoller, similar a la perspectiva única que brindó en su entonces Amy Schumer a Trainwreck o Kumail Nanjiani a The Big Sick, donde siguen siendo películas de comedia a esperarse de ese equipo de producción pero muestran un panorama diferente gracias a la diversidad auténtica en el equipo creativo.

Bobby Lieber, interpretado por Eichner, es locutor para un programa de radio y podcast sobre estilo de vida donde habla sobre su experiencia como un soltero gay cuarentón y aunque suena muy confiado parece que quiere convencerse a sí mismo que está feliz a pesar de nunca haberse enamorado. Además de su podcast, ha sido elegido como conservador de un nuevo museo sobre historia LGBTQ+ y se encuentra con la difícil tarea de descifrar qué es lo que debería contener el museo y de asegurar los fondos requeridos para su apertura. Entre varias escenas y anécdotas sobre la vida romántica de Lieber, conoce a un bro llamado Aaron, interpretado por Luke Macfarlane, que lleva un estilo de vida completamente diferente, lo que en México le llamaríamos un FIFA. Un FIFA abiertamente gay, pero FIFA a fin de cuentas. Aaron disfruta de los deportes, humor simplón como Austin Powers y The Office, y la música country; mientras que Bobby tiene gustos más estereotípicamente asociados con la cultura gay como Barbra Streisand, chismes de la farándula y musicales. Lo que comparten en común en un principio es que ambos se describen como emocionalmente inaccesibles, y más que tener orgullo de ser solteros, ocultan un profundo miedo a mostrarse vulnerables y ser lastimados. El resto es historia, sabemos qué sucede en las comedias románticas así que no continuaré con spoilers, pero de cajón siempre hay y habrá besos, sexo, romance, risas, malentendidos, llanto, traición, redención, y amor, aunque cabe notar que no existe la típica escena con un gran gesto romántico en el aeropuerto.

Claro está que la intención de la película es mostrar de una manera genuina que, aunque el “amor es amor” y a fin de cuentas la historia termina por ser la misma, la vida romántica y sexual de una pareja gay no es igual a la de una pareja hetero y ahí se encuentra gran parte del humor de la película al mostrar a una pareja gay tratando de encontrar su lugar en un mundo romántico complejo y jugar con la expectativa de lo que conocemos en rom-coms combinados con temas como el poliamor, Grindr, salir del clóset, poppers y las diferencias y lugares comunes entre Ls, Gs, Bs, Ts, Qs y más. También la comedia como en otras películas de Apatow depende bastante de referencias y cameos que en su mayoría se relacionan con la cultura pop gay estadounidense y aunque personalmente no tuve ningún problema para seguirlas y me reí toda la película, aquí puede haber una diferencia cultural con las audiencias mexicanas y latinoamericanas en general.

El elenco está conformado por casi exclusivamente actores LGBTQ+ con contadas excepciones como Debra Messing que todos conocemos como Grace de Will & Grace y que por obvias razones es ícono gay sin importar su orientación sexual. Además de Eichner y Macfarlane, Bros cuenta con actuaciones de Jim Rash, Ts Madison, Guy Branum, Monica Raymund, Amanda Bearse, Guillermo Diaz, Bowen Yang, Harvey Fierstein, Eve Lindley, Dot-Marie Jones y Jai Rodriguez; todos y cada uno de ellos representando diferentes letras en las siglas que dan un verdadero sentido de comunidad a la idea de "Comunidad LGBTQ+", digno de aplaudirse en verdad, y situación que no pasa por alto en la trama donde los personajes hacen referencias a películas como Brokeback Mountain donde actores heterosexuales fueron premiados y reconocidos por sus actuaciones donde representaban una orientación sexual diferente a la propia. También un detalle que ahora se vuelve lindo e inesperado fue ver en la portada de una parodia a las películas estilo Hallmark un breve cameo de Leslie Jordan que falleció hace solo unos días en un accidente automovilístico.

Bros es una comedia romántica bastante divertida que si bien va dirigida para un público gay, tiene todas las bases de cualquier otra comedia romántica y puede ser disfrutada por cualquier fan del género. Si sueles disfrutar de las películas de Judd Apatow como Knocked Up o This is 40 o las películas de Nicholas Stoller como Forgetting Sarah Marshall o The Five Year Engagement, Bros encaja perfectamente dentro de la misma filmografía sólo de una manera un poco más fabulosa. Y por supuesto, si ansías ver una historia linda con su justa dosis de comedia donde dos hombres se enamoran para ir al cine en pareja o solo junto con un litro de helado para llorar a gusto, definitivamente Bros es para ti.

Veredicto: 6.3 de 7 Maharkyestrellas

Otras películas que recomendamos: Happiest Season, Forgetting Sarah Marshall, Knocked Up, The Birdcage, You've Got Mail, Fire Island, y Schitt's Creek aunque sea serie.