Rápidos y furiosos: Hobbs y Shawn

 width=Este 1 de agosto llegará a cines uno de los estrenos más esperados del año para los fanáticos de los autos y la franquicia de Rápidos y Furiosos que inició hace casi 20 años. Rápidos y furiosos: Hobbs y Shawn es el primer spin off de la saga y es protagonizada por Dwayne Johnson y Jason Statham, los agentes Hobbs y Shawn respectivamente. Ambos se enfrentaron en Rápidos y Furiosos 7, de 2015 y dicha rivalidad da pie al inicio de esta película.

El drama de la historia comienza cuando Brixton, un hombre genéticamente modificado y que parece tener un pasado con Shawn, empieza la búsqueda de un virus letal, el cual cae en poder de una agente, misma que resulta ser la hermana del personaje interpretado por Statham. En la huida, los protagonistas son difamados por los medios de comunicación, lo que les llevará a mantener un perfil bajo hasta encontrar a quien pueda ayudarlos a detener el avance del virus que ahora está en el interior de la chica.

 width=

Mientras más y más enfrentamientos tienen con Brixton y sus hombres, ambos agentes ─quienes no pierden oportunidad para insultarse─ terminarán por hacer una tregua para salvar su reputación, a la chica y de paso al mundo. Aunque no la tendrán tan fácil ya que el hombre-máquina parece anticiparse a todos sus movimientos; además de estar trabajando contra reloj, ya que si el virus se activa la hermana de Shawn morirá. Ante este panorama, no les quedará más remedio que buscar ayuda donde jamás pensaron, este viaje los llevará a Rusia y después a Samoa, en un reencuentro familiar que inclinará la balanza.

La trama de la película es entretenida, cargada altibajos para los protagonistas, mismos que los harán idear métodos nada ortodoxos para salir con vida. Las escenas de acción siempre han sido el punto fuerte de esta franquicia, carros lujosos y maniobras suicidas, armas al por mayor y peleas que mantienen al borde del asiento, mezcla de artes marciales y lucha callejera. Cumple perfectamente su objetivo para con los fans y para quienes apenas se involucren en la franquicia.

 width=

Los personajes son amenos. La hermana de Shawn es el toque femenino y letal que está muy de moda en todas las películas de acción, más inteligente y arriesgada que los chicos pero que no pierde el lado tierno y llega a ser la damisela en apuros. Una sorpresa fue ver a Eiza González como una espía rusa que les otorga armamento, a pesar de lo pequeño de su papel se hizo notar y destacó del resto. Si bien los protagonistas ya tienen historia dentro de la franquicia, en esta se revela más sobre su historia familiar, lo cual se agradece.

Esta cinta está plagada de acción, autos, armas, hombres musculosos y chicas sexis. Pese a que la narrativa es confusa en ocasiones y pareciera que alargan el momento del final, es bastante entretenida sin caer en escenas larguísimas e inverosímiles como algunas de sus antecesoras. Esta entrega sin duda va a satisfacer las expectativas de los fans y atraerá nuevas oleadas de seguidores.

Ivonne Hernández