Quiero comerme tu páncreas

Reseña

Quiero comerme tu páncreas es la última entrega del cine de animación japonés, el cual muy a su estilo característico refleja problemáticas y grandes dramas propias de la  vida en adolescentes de entre 15 y 17 años. Como se ha podido notar a los japoneses les encanta situar este tipo de dramas al comienzo de la vida adulta de jóvenes de secundaria y bachillerato donde, psicológicamente, se forman algunos de los más grandes traumas de la vida, tal como lo hemos podido ver en cintas como Your Name, Fire Work, A Silent Voice por nombrar algunas.

 width=  

Emotiva, es la palabra que califica al primer largometraje de Ushijima. Cumple con lo que todos los fans de las historias de drama y amor buscan. A los dos minutos de comenzada la película sabemos cómo es que terminará y no hay manera, por más que la audiencia quiera, este cambie. Aunque el desarrollo de la historia nos lleva por momentos que hacen a más de uno desear no llegue dicha conclusión.

 

Sakura nuestra protagonista, vive sus últimos días ya que sufre una enfermedad terminal. Su vida cambiará cuando en la sala de espera del hospital un chico, compañero de clases, encuentra su diario el cual ha titulado “Viviendo con la muerte”. Durante el desarrollo del filme veremos a dos chicos completamente opuestos aprender el uno del otro y a pesar de sus marcadas diferencias, el nacimiento de una amistad y un amor fraterno, el mismo, como nos indica la secuencia inicial de la cinta, tendrá un final.

 width=La animación es buena sin ir al detalle, a diferencias de otras cintas, los paisajes no tienen tanta relevancia en Quiero comerme tu páncreas. Los time lapse, que nos hacen ver la evolución de la amistad entre Sakura y su frío compañero así como la música, son un personaje más de la cinta con un peso audiovisual de suma importancia.

Con una secuencia final de  impacto y alto poder visual que llevará al espectador al suspiro ahogado y una que otra lágrima, la película tiene un cierre increíble. Una de las lecciones más importantes que Sakura, en lo personal me ha dejado, es el que día a día se vive con la muerte y hay que disfrutar cada instante por más mínimo que este sea. “El día de hoy es tan importante como el de ayer” Sakura

Amistad, fraternidad, empatía y busca de felicidad interrumpida son algunas cosas que el director y guionistas desean sembrar en su audiencia a través de esta cinta.  (TIP: Hay escena post créditos importante para la historia)

Quiero comerme tu páncreas se proyectará en cines mexicanos el 31 de Mayo así como el 1 y 2 de Junio. Se podrá encontrar en su idioma original (Lo cual recomendamos) y doblada al español.

 

 width=