Overlord

Lo que se rumoraba sería la 4ª película en la saga de Cloverfield (y posiblemente en algún punto antes de su lanzamiento lo fue), la nueva película producida por JJ Abrams, Overlord, ha llegado a cines. Por meses antes de su lanzamiento, todo tipo de sitios de internet anunciaban que Overlord sería la siguiente película en unirse al universo de Cloverfield, y justo cuando Cloverfield Paradox empezó a ser bombardeada por malas críticas, resultó el caso que se declaró abiertamente que Overlord era una historia completamente independiente. Por más que realmente disfruté de Cloverfield Paradox (lo cual no le quita que sí es mala), creo que fue lo mejor separar Overlord de la saga. Sin temor a spoilers puedo adelantar que es posible que haya monstruos en la película, y no necesariamente hablo sólo de los nazis, pero definitivamente no hay nada que la conecte con la famosa saga de Abrams de monstruos.

Un grupo de soldados en la Segunda Guerra Mundial se preparan para saltar en paracaídas directamente a una aldea francesa una noche antes del famoso Día D del desembarco en Normandía. Entre bombas y disparos comenzamos a conocer al diverso grupo de protagonistas, entre ellos una breve pero siempre bienvenida actuación de Bokeem Woodbine. El objetivo de estos soldados es derribar una torre de comando nazi que han establecido en una vieja iglesia. Como es de esperarse, las cosas no salen de acuerdo al plan, el avión es derribado y el batallón se lanza en paracaídas e inmediatamente tratan de encontrar refugio y buscar al resto de su equipo. Después de varias escenas de violencia, guerra y espionaje que recuerdan tanto a Inglourious Basterds como Indiana Jones, los soldados sobrevivientes llegan al pequeño pueblo francés donde está el objetivo. Dentro de la iglesia encuentran al clásico científico loco nazi que está haciendo experimentos impensables con civiles, y es entonces cuando el verdadero caos de la película se desata.

Los personajes son bastante carismáticos y cada uno tiene una personalidad claramente definida. Al principio parecieran caricaturas como “el de Boston”, “el ingenuo”, “el pacifista”, “el miedoso”, etc. Pero pronto te identificas con todos ellos y estás listo para verlos entrar al infierno y esperas que todos salgan con vida. Wyatt Russell es el “Han Solo” de la película, ese anti-héroe que en un principio parece ser antipático y ausente, pero resulta ser el héroe que nunca pidió ser. Personaje que hace un contraste perfecto con el “Luke Skywalker” de Jovan Adepo, un soldado idealista y soñador mucho más inocente que prefiere la opción pacifista antes de entrar en acción y no está dispuesto a abandonar a ninguno de sus compañeros. Y como no hay buena película de acción sin un buen villano, Pilou Asbæk, interpreta a un casi invencible coronel nazi que se empeña en ser la piedrita en el zapato de nuestros héroes durante toda la película.

Overlord es una perfecta película palomera llena de acción, explosiones, aventura y diálogos graciosos. No por decir que sea una película dominguera o mala, al contrario, es el estándar de acción al que deberían aspirar la mayoría de las películas de Hollywood. Es la película ideal para ver en el cine y salir motivado a matar zombies y nazis. Ah sí, hay zombies… o algo parecido. La película incorpora una gama extensa de géneros: guerra, nazis, acción, aventura, comedia, terror, suspenso. Hay un poco para todos. Es una película grindhouse de alto presupuesto, como si Tarantino hubiera dirigido Inglourious Basterds bajo la óptica de Death Proof. O para los gamers old school sería algo así como combinar Wolfenstein con Doom y adaptarlo al cine. Garantizado éxito taquillero. Sea como sea, vayan a verla.

 

Veredicto: 6.4 / 7 Maharkyestrellas

Películas Recomendadas: Inglourious Basterds, Hellboy, Død Snø (Dead Snow), Hansel & Gretel: Witch Hunters, Indiana Jones and the Raiders of the Lost Ark, 10 Cloverfield Lane, Dog Soldiers, Mad Max: Fury Road.