Noche de Juegos

Noche de Juegos es la película perfecta para ir al cine, apagar tu cerebro, desconectarte del mundo y pasar un buen rato. No hablo de películas de un humor tonto o vulgar de Adam Sandler que sólo sirven para que la tele haga ruidito durante Netflix & chill. Es una película en la que no todas las cosas en la trama tienen que tener sentido, porque su propósito principal es hacerte reír y no contarte una historia en particular. La historia es simple: Max (Jason Bateman) y su esposa Annie (Rachel McAdams) son una pareja obsesionada con los juegos competitivos y su actividad favorita es la noche de juegos de mesa que organizan cada semana con sus amigos más cercanos. Por medio de una secuencia exagerada de giros dramáticos inesperados la pareja y sus amistades terminan enredados en un misterioso secuestro sin darse cuenta que lo que sucede no es un juego elaborado organizado por uno de ellos.

Sigue una línea muy similar a la de las películas de Horrible Bosses (Quiero Matar a mi Jefe), de los mismos creadores de Noche de Juegos. Esa combinación de película de crimen de alto riesgo con humor negro, cosas realmente peligrosas que por casualidad o imprudencia le suceden a personajes graciosos. Después del éxito en taquilla de esas dos cintas, encontraron una manera creativa de hacer una “secuela espiritual”  con el mismo tipo de humor pero una trama y personajes nuevos para evitar posiblemente caer en un ciclo repetitivo si hubieran decidido hacer Horrible Bosses 3 a cambio. La primera broma de la película es un “meet cute” burlón que desde el arranque deja muy en claro que ésta no es una película para tomarse en serio, ni va a ser una comedia romántica melosa. No por decir que la película no tenga al menos unos cuantos momentos genuinamente tiernos o interesantes, pero sin lugar a dudas tiene muchas más intenciones de provocar risa que análisis o ternura. Así como en Monopoly no tiene caso cuestionar si es lógico salir de la cárcel por lanzar un tiro doble de dados, no es importante cuestionar la trama, lo importante es divertirse.

El cast de las películas de Horrible Bosses fue uno de los mejores elementos de esa franquicia, y aunque quizás el reparto de Noche de Juegos es menos reconocido, es igual de bueno. La química entre Rachel McAdams y Jason Bateman es inmediata y se siente como ver personajes que tuviéramos años conociendo, casi arrancados de una serie que lleva más de 3 temporadas. Su vecino es un policía creepy e incómodo que pasó por un divorcio y no ha podido superarlo en lo más mínimo, interpretado por Jesse Plemons, quizás mejor conocido como Todd de Breaking Bad. El personaje de Billy Magnussen, Ryan, es uno de los más divertidos de la película, es prácticamente Mr. Peanutbutter de Bojack Horseman en live action, un golden retriever hecho persona: es tonto, bien intencionado, se emociona fácilmente y pronto olvida por qué, es superficial y se distrae con facilidad. La contraparte de su personaje es Sarah, interpretada por la nueva Doctor Who, Sharon Horgan, quien es la nueva y sorprendentemente intelectual e interesante cita de Ryan, que acostumbra llevar cada semana una estereotipada rubia hueca diferente cada semana a la noche de juegos. Además hay apariciones memorables por Michael C. Hall (Dexter), Chelsea Peretti, Danny Huston, y Jeffrey Wright. Quizás un cameo inesperado obligatorio en las comedias desde los 2000’s… quizás.

Noche de Juegos se basa en giros inesperados tras giros inesperados, no es necesario llevar la cuenta, ni tratar de encontrarle sentido. Nunca se sabe durante la película quién va ganando, quién hace las cosas intencionalmente o cuáles son bromas elaboradas, cada personaje y cada giro tiene su estrategia pero no es importante cuándo es revelada o por qué, lo único importante es que te diviertas mientras sucede. Tal como un juego de mesa. Si disfrutaron las películas de Horrible Bosses, aman a Jason Bateman en Arrested Development, les gusta el humor negro o las comedias de acción, no se han olvidado que Rachel McAdams es divertidísima en Mean Girls y Wedding Crashers… o simplemente pueden ver a Rachel McAdams ser cute por horas sin cansarse, Noche de Juegos es una excelente opción.

Veredicto: 6.3/7 Maharkyestrellas

Películas recomendadas (o con humor similar): Clue, Horrible Bosses 1 y 2, Matando Cabos, Weekend at Bernie’s, Bachelor Party, Game Over Man, Pineapple Express, Extract.