Mike Flanagan y los Bellos Sentimientos del Horror

Mike Flanagan y los Bellos Sentimientos del Horror

alt

En Octubre del 2018 llegó a Netflix “Haunting on Hill House”, otra de esas series que los medios promovieron como una producción que quita el sueño de tan inquietante y terrorífica que es. En mi opinión, no fue así. Pese a efectivamente contar con escenas muy bien ejecutadas de horror y suspenso, el miedo a los fantasmas en sí era un sentimiento sútil que quedaba sublimado por la angustia de una familia rota, una familia con la que podemos empatizar y que no queremos ver sufrir (más.) Esa ha sido, en mi opinión, la magia que rodea las creaciones de Flanagan en Netflix, la capacidad de mezclar sentimientos bellos con horror y conseguir una historia envolvente y fascinante. Aquí les cuento un poco y tan libre de spoilers como sea posible lo que viví con Hill House y lo que viví con Bly Manor (excluyo por el momento Midnight Mass porque aún no la termino, pero haré update en los próximos días):

The Haunting on Hill House

alt

En el verano de 1992, Hugh y Olivia Crain junto a sus cinco hijos, Steven, Shirley, Theodora, Luke y Eleanor (Nell), se mudan a Hill House para renovar la mansión, venderla y construir su propia casa, diseñada por Olivia. Sin embargo, debido a reparaciones inesperadas, tienen que quedarse más tiempo, y empiezan a experimentar un creciente fenómeno paranormal, lo que resulta en una trágica pérdida y en la huida de la familia de la casa. Veintiséis años más tarde, los hermanos Crain y su padre se reúnen después de que otra tragedia los golpea de nuevo, y se ven obligados a enfrentar cómo su tiempo en Hill House ha afectado a cada uno de ellos.

En Hill House es difícil no querer a los personajes. No son perfectos, por supuesto, como el negacionismo de Steven, el perfeccionismo ofuscante de Shirley o bien la drogadicción de Luke, cada uno de los personajes carga sus propios demonios, lo cual les da un poquito más de dimensión y no nos hace sentir que estamos frente a personajes acartonados y planos. Es esta imperfección y caos familiar lo que hizo que pudiera sentirme conectada con la historia.

Cuando terminé de ver esta serie me sentí muy triste y satisfecha al mismo tiempo. No es un final feliz, pero tampoco termina en completa desgracia. Muy tarde me di cuenta de que la historia de los fantasmas no iba a llegar a ningún punto en específico, que toda la materia escencial estaba entre los personajes vivos y sus interacciones con la casa, pero eso fue una de las primeras razones por las que volví a ver la serie por segunda vez.

El detalle de los fantasmas escondidos en las distintas escenas realmente le da un toque muy único y especial a esta serie, te invita a verla nuevamente para encontrar todos los secretos posibles.

Cuento original: The Haunting of Hill House de Shirley Jackson

The Haunting of Bly Manor

alt

La historia cuenta que una joven institutriz fue contratada por un hombre para cuidar a sus sobrinos en la casa de campo de la familia después de que cayeran bajo su cuidado. Al llegar a la finca Bly, comienza a ver apariciones que proceden a atormentar el lugar.

Es claro que Flanagan se sintió comodo con el cast de Hill House, por lo menos lo suficiente para incluir a muchos de los actores que ya conocíamos para formar un equipo de trabajo y grabar la historia de Bly Mannor.

En este caso, la historia también da muchos saltos en el tiempo y se trenza de manera rara. Lo sobrenatural está aún más presente que en Hilla House, pero a la vez los sentimientos también son más viscerales y a flor de piel que en su antecesora. Creo que esta serie fue menos popular que Hill House y, aunque entiendo por qué, creo que vale la pena tenerle paciencia y entender el mensaje. Está es una clara versión mejor hecha que lo que sea que intentaron encuadrar en la película "The turning", historia también basada en la famosa novela "The turn of the screw."

Si este mes están en busca de películas o series de terror que no se basen en jumpscares e ideas sobre explotadas de exorcismos, niñas japonesas vengativas de cabello negro o found footages sin sentido, denle una oportunidad a una de las historias de Mike Flannagan, creo que no se van a arrepentir.

*OJO: Aunque ambas historias están basadas en cuentos de terror, no cometan el error de buscar el libro para extender la historia de la serie, en sí las series de Flannagan solo toman elementos del material original (que en general son más abstractas) y él crea su propia historia tomándose las libertades creativas necesarias.