Las Aventuras de Tommy

 class=

Las cintas para niños tienden a tomar rumbos moralistas cada vez más parecidos entre sí, aunque la trama sea diferente hay un “algo” aleccionador al final o en el clímax que deja un sabor de boca como de semejanza que no es fácil quitarte a la hora de pensar en el título en cuestión. Las Aventuras de Tommy no son la excepción; sin embargo, en cuanto a contenidos y elementos dentro de la historia sí tiene puntos extras al no esconder la realidad.

Esta animación china sigue las aventuras de un gatito llamado Tommy al que toda su vida el padre le ha contado la historia de “Gatopía”, un lugar al otro lado de la ciudad donde los felinos habitan libremente y a donde la madre del cachorro se fue. Es así como inician los planes de Tommy para escapar del departamento dotado de todas las comodidades deseadas por una mascota para emprender la aventura de su vida, de donde su padre y una guacamaya a la que llama “tía” deberán ir a rescatarlo.

 class=

Si al leer la reseña enseguida pensaste en Buscando a Nemo, no eres el único. Si bien ahora no son peces y hay muchas diferencias entre una cinta y la otra lo cierto es que te recuerda un poco a la travesía del pez payaso. La historia es entretenida y claramente enfocada a los niños sin caer en el absurdo, es cierto que los animales hablan pero el modo de desarrollar la trama está pensada tanto para infantes como para los adultos que los acompañan, mismos que no terminarán deseando hacer volar el tiempo para salir de la sala, al contrario, se verán interesados en la película.

La narrativa tiene algunos problemas de ritmo por el guion, ya que este presenta hoyos argumentales que se ven reflejados en momentos letárgicos con escenas innecesarias y secuencias largas que no aportan nada a la trama y más bien parecen rellenar la ausencia de algo, quizás un nexo entre ciertos fragmentos del argumento. Aunque dan más detalles de los necesarios o requeridos –como si hubieran querido abarcar más de lo manejable−lo cierto es que no pierden la atención del público ni terminan por hundir la cinta.

 class=

En cuanto a la animación, no siendo la primera en hacer un filme donde todos tienen pelo o plumas y deben ser cuidados a detalle, la verdad es que está muy bien hecha. De una forma casi imperceptible logran dar su propio estilo a los personajes para no confundirlos con las creaciones de Universal Pictures como Mascotas. El papá gato, llamado Tom, tiene esa peculiaridad de ser terriblemente esponjoso pero conservando la naturalidad propia de esa especie sin perder sus formas y proporciones, algo que se agradece ya que te remite al felino de los memes actuales.

Una de las peculiaridades más interesantes es su manejo del maltrato animal y cómo buscan concientizar sobre él mostrando escenas no explícitas pero que refieren completamente a la muerte y tortura de animales; sin mostrar nada traumatizante, la película refiere muy bien a una realidad hablando claro, algo que sin duda la diferencía de otros largometrajes de este tipo. Llegará a todos los cines de México este 6 de diciembre, no dudes en llevar a los más pequeños a verla.