La venganza regresa en The Batman

La venganza regresa en The Batman

Título original: The Batman

Año: 2022

Duración: 175 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Matt Reeves

Guion: Matt Reeves, Peter Craig. Personajes: Bob Kane, Bill Finger

Música: Michael Giacchino

Fotografía: Greig Fraser

Reparto: Robert Pattinson, Zöe Kravitz, Paul Dano, Andy Serkis, Colin Farrell, Jeffrey Wright, Peter Sarsgaard, John Turturro, Jayme Lawson, Con O'Neill, Barry Keoghan, Gil Perez-Abraham, Peter McDonald

Productora: Warner Bros., DC Entertainment, 6th & Idaho Productions. Distribuidora: Warner Bros.

Género: Acción. Thriller. Superhéroes.

Uno de los súper héroes más emblemáticos de DC es sin duda Batman, con una extensa lista de adaptaciones del cómic a película, con directores que van desde Christopher Nolan hasta Tim Burton, cada uno dotando sus películas con su sello característico y mostrándonos distintas reinterpretaciones que han mantenido contentos a los fanáticos, sin importar si son asiduos lectores de la historieta o únicamente lo conocen debido a la televisión.

Sin embargo, una vez que Ben Affleck (Batman contra Superman, La liga de la justicia) confirmó que no lo interpretaría más, la opinión pública se puso alerta, volviéndose loca al enterarse que Robert Pattinson (Crepúsculo, El faro) lo encarnaría en esta ocasión, presentándonos a una visión completamente diferente del defensor de Ciudad Gótica, dividiendo a la crítica entre quienes no le tenían nada de fe, mientras que otros pedían darle una oportunidad.

The batman nos presenta a un Bruce en sus inicios como el vengador de Ciudad Gótica, lleno de odio, rencor e ira que busca desesperadamente con quien aplacarla, olvidándose de su lado humano y dejándose absorber por el traje. Con este panorama, un nuevo asesino aparece para poner en jaque a los cuerpos policiales y apuntando alto a sus presas, pues son funcionarios de la corte o nombres de mucho peso en la política.

El villano va dejando acertijo tras acertijo en cada asesinato, todos dirigidos a Batman, como si quisiera ser atrapado por él o quizás únicamente provocarlo. Mientras cada pista es dada y los funcionarios siguen muriendo, el hombre murciélago tendrá que descifrar cada enigma con el fin de acercarse al responsable, al tiempo que se vale de Gatubela y El pingüino para descifrar las turbias implicaciones que podrían tener con el crimen los asesinados.

El tono oscuro y hasta tenebroso es lo que más resalta a la vista del trabajo de Matt Reeves, ya que, aunque hay colores, todo pareciera ocurrir entre las sombras, como si el estado anímico de Bruce coloreara todo. Además, ciertas escenas nos remiten a videojuegos como Resident Evil, donde una sola luz se enciende y sabes que sí o sí aparecerá alguien para tratar de matar a Batman.

Esto no es el único guiño a los videojuegos, ya que varias secuencias de acción pareciesen sacadas de una consola debido a los movimientos de cámara y la destrucción causada, sumándole las múltiples caídas y acrobacias que el traje es capaz de soportar, dotando a quien lo porte, en este caso Bruce Wayne, el poder de ser inmortal sin importar tu terrible forma de aterrizar.

Y aunque podríamos hablar de las similitudes de la historia con títulos de videojuegos de Batman y la probable construcción física de los personajes a semejanza de los gráficos, lo cierto es que al final el guion es lo bastante sólido como para presentarnos una nueva perspectiva de Bruce Wayne que no había sido desarrollada demasiado en otros títulos, es decir sus padres.

Sí, todos –o casi todos− sabemos que él es huérfano porque alguien mató a sus padres, pero pocos −al menos quienes no están empapados de la historia de los cómics− conocían los orígenes de la fortuna de los Wayne o los problemas psicológicos de la madre de Bruce. En esta película, estos hechos tienen no sólo un gran peso, sino que se dan el tiempo de írnoslos presentando sin prisas.

En cuanto a si Pattinson puede con el peso de ser Batman, la respuesta es que sí, sin duda; ya ha probado su capacidad actoral en varios tipos de películas con personajes complejos y el atormentado Bruce Wayne no es la excepción. Tiene las suficientes tablas como para ser el caballero de la noche, pero le falta un poco para ser el humano detrás de la máscara, esto quizás se deba a que el personaje mismo está aún en busca de su propia personalidad bajo la tutela de Reeves.

La película es entretenida y cumplidora, hay golpes, acción, venganza y personajes sacados del comic con un nuevo rostro en el cine, aunque considero que el ritmo se estanca por momentos y hace que todo pareciera ir en círculos, haciendo que al final las casi tres horas de duración te parezcan demasiado debido a escenas innecesarias.

Seis Maharky estrellas de siete