La purga por siempre

La purga por siempre

Título original: The Forever Purge

Año: 2021

Duración: 103 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Everardo Gout

Guion: James DeMonaco

Música: The Newton Brothers

Fotografía: Luis David Sansans

Reparto: Ana de la Reguera, Tenoch Huerta, Josh Lucas, Will Patton, Cassidy Freeman, Leven Rambin, Alejandro Edda, Susie Abromeit, Sammi Rotibi, Anthony Molinari, Joshua Dov, Gregory Zaragoza, Mark Krenik.

Productora: Blumhouse Productions, Man in a Tree, Perfect World Pictures, Platinum Dunes, Universal Pictures.

Distribuidora: Universal Pictures

Género: Thriller. Terror. Acción | Secuela. Distopía. Thriller futurista. Inmigración

Sinopsis

Para los miembros de un movimiento clandestino, ya no es suficiente una noche anual de anarquía y asesinatos, así que deciden devolver a Estados Unidos el caos y las masacres sin fin, donde nadie volverá a estar a salvo... jamás. Adela (Ana de la Reguera) y su esposo Juan (Tenoch Huerta) viven en Texas, donde él trabaja como peón en un rancho para la adinerada familia Tucker. En la mañana después de la tradicional purga, una banda de asesinos enmascarados ataca violenta e ilegalmente a la familia Tucker, Tras este hecho, la familia texana se ve obligada a unirse con Juan y su esposa para enfrentar un país entero a punto de colapsar, que se hunde en un mar de caos y de sangre. Quinta y última entrega de la saga 'The Purge'.

Opinión

El universo de la Purga se ha extendido a lo largo de los años no sólo en la pantalla de cine, sino incluso en la de televisión. Dado que esta matanza ocurre por todos Estados Unidos, es fácil cambiar el lugar de acción para no preocuparse de tener a los mismos actores o crear un guion a modo de secuela que no interfiera con los títulos ya existentes.

Ha sido quizás esta libertad creativa lo que ha logrado que la saga se mantenga en el gusto del público. Además de que cada cinta promete –y casi siempre cumple− un desfile de frenesí, desequilibrio, sangre y muerte que se ven detonados en cuanto la alerta indica el inicio de la purga.

Este universo no se ha contentado con movernos de locación –para conocer a distintos involucrados en diferentes estados− sino que incluso se permitió una entrega que explica cómo se originó la primera purga, idea que también desarrolla un poco la serie y que te “revela” lo que ya todos sabían; sólo es una manera de mandar a otros a hacer el trabajo sucio: deshacerse de aquellos que “no deberían” estar en el país.

Sobre esta premisa inicia La purga por siempre, esta vez mostrando –como si no lo supiéramos ya− el odio descontrolado que profesan distintos grupos hacia la población migrante y que, expresada en la noche “correcta”, no tendría prejuicio ante la opinión pública, pero ¿y si una noche ya no basta? ¿y si el discurso de odio se ha extendido no sólo contra los migrantes, sino contra todos aquellos que, a su retorcida forma de ver el mundo, representan al enemigo?

Tenoch Huerta nos presenta a un personaje fuerte, seguro de sí mismo y que no agacha la cabeza ante nada, capaz de disparar un arma y agarrarse a golpes con todo aquel que se le ponga enfrente, con gestos hoscos pero que logra convencer en pantalla y hasta robarse la película.

Ana de la Reguera, por su parte, no se queda atrás; sin embargo, la intensidad de su personaje va y viene, no por sus cualidades actorales sino por no estar bien construido, ya que desde un inicio nos dan pistas de que no es lo que parece y, cuando llega el momento de hacer uso de sus habilidades para mantenerse con vida, el personaje se queda corto; con sólo un par de escenas donde la vemos explotar el máximo de su potencial se la comen el resto de los personajes.

Pese a que la cinta tiene una buena base sobre la cual construye la historia (era cuestión de tiempo para que una noche de “libertad” no les bastara), por momentos las escenas de vaqueros, esta lucha de egos por ver quién es más macho, si el mexicano o el güerito, da una sensación muy extraña, por momentos –ayudado también por la escenografía de ranchos y hasta los tonos cálidos− pareciera que estamos viendo una telenovela de Univisión.

Las escenas de asesinatos son menos estrafalarias que en las versiones pasadas, quizás porque no estamos en la noche de la Purga (donde estamos acostumbrados a ver camiones blindados, disfraces con luces y armas que nos remiten a Halloween, Viernes 13, Scream y Pesadilla en la calle del infierno), sino en el día después, donde sólo un par de radicales, se han puesto de acuerdo; aunque es cuestión de horas para que más se sumen a la causa.

En general es una cinta entretenida, con un mensaje quizás más tangible para los latinos, que logra atrapar a los seguidores de la saga, proponiendo una idea nueva que parte de la original y nos presenta cuestiones políticas y culturales que vemos en las noticias día a día. Se recomienda verla en su idioma original.