La Espía Roja

 width=

Este viernes 13 de septiembre del 2019 llegará a las salas de Cinemex La espía roja, película británica inspirada en el caso real de Melita Noorwood, la espía rusa “más eficaz y nociva que había nunca operado en el Reino Unido”. Con las actuaciones de Judi Dench y Sophie Cookson, encarnándola en su vejez y juventud respectivamente, esta cinta no sólo nos contará una historia de espías sino que intentará defender el nombre de Red Joan, nombre clave que le atribuía el servicio de contraespionaje británico.

La historia comienza con Joan, una adorable viejecita quien de pronto un día se ve acusada de haber dado información en su juventud a la Rusia comunista. Tras negarlo a primera instancia, los policías la encaran con pruebas que la ligan directamente a la KGB, y es entonces cuando poco a poco la mujer comienza a recordar su juventud en el año 1938, cuando estudiaba física en la Universidad de Cambridge y se enamoró perdidamente de Leo, un joven comunista quien la atrae hacia su partido y creencias.

 width=

Mientras más pruebas caen sobre Joan y su propio hijo la acusa de traidora, ella profundiza más sobre su relato y recuerda el cómo entró a trabajar de asistente en un laboratorio, mismo que estaba desarrollando una bomba para los Aliados y cuyos planos robaría más tarde a petición de su viejo amor, con la promesa de estar haciendo lo correcto para salvar no sólo a su país y seres queridos, sino al mundo entero.

La película inicia lenta pero no por eso es aburrida o tediosa, todo lo contrario, da su tiempo para narrar cada detalle y dar debida importancia a los sucesos que parecieran intrascendentes pero que serán pieza clave cuando la trama haya avanzado. Los escenarios y el vestuario están acorde a la época, además de que dan contexto en cuanto al pensamiento que se tenía sobre una mujer estudiando en aquella época y los trabajos a los que podría aspirar.

 width=

Si bien hay momentos en que la narrativa tiende a irse por el lado meloso y romántico, considero que esto aporta peso al relato de Joan, quien intenta explicar todos los eventos que la orillaron a tomar sus decisiones, intenta bosquejar ante los policías y su propio hijo cómo era el ambiente de la guerra y la incertidumbre de no saber qué ocurriría.

Las actuaciones son acertadas ya que Sophie Cookson tiene esa belleza angelical pero con una chispa especial que ayuda a darle color a la Joan de juventud, quien es presentada por su jefe no sólo como una chica bonita sino como el mejor promedio en Ciencias; mientras que la ganadora del Oscar Judi Dench dota de vigor al personaje en el ocaso de su vida y es gracias a ambas que la cinta se sostiene.

 width=

Pese a tratarse de una cinta de espías en ningún momento se apreciará una escena de acción, pero sí las intrigas que eran el día a día durante la Segunda Guerra Mundial y venían de todos los bandos. Sin embargo, el mensaje y los hechos narrados son emocionantes por sí solos y no necesitan de persecuciones o disparos para emocionar y conectar con el espectador. No te la pierdas este 13 de septiembre.

Ivonne Hernández