Reseña: La Abuela

Reseña: La Abuela

Por Rafa Carrillo (@RafaDDM)

Año: 2022

Duración: 100 min.

País: España/Francia

Dirección: Paco Plaza

Guión: Paco Plaza y Carlos Vermut

Reparto: Almudena Amor, Vera Valdez, Karina Kolokolchykova, Chacha Huang

En los últimos años hemos visto varias películas de terror que tratan el tema de la vejez como Relic, Old, y X. No sabría exactamente por qué se ha popularizado esta tendencia, quizás tenga que ver con que una pandemia global nos quitó dos años de nuestras vidas y nos forzó a envejecer en aislamiento o quizás es simplemente una manera más en la que expresamos nuestro miedo a la muerte por medio del género del horror. A pesar de las coincidencias temáticas, cada uno de los ejemplos antes mencionados tiene su propia manera de abordar el tema, y es de mi agrado informales que La Abuela también ofrece una nueva y aterradora perspectiva dirigida por Paco Plaza, director de Rec y Verónica, en su primera colaboración con el coescritor Carlos Vermut, quien también es un reconocido director de cine español por su propia cuenta con películas como Quién Te Cantará y Magical Girl.

Susana es una joven española con una prometedora trayectoria como modelo en París. Inesperadamente se ve obligada a poner su carrera en pausa para regresar a su natal Madrid a cuidar a su abuela Pilar quien ha sufrido de un derrame, y a consecuencia de este, ha perdido gran parte de sus funciones motoras y verbales y no tiene a ningún otro familiar en su vida a quien recurrir. Los doctores informan que lamentablemente ya no hay nada que se pueda hacer por ella y no hay manera que su condición mejore o siquiera recupere el habla. Susana siente un fuerte compromiso por atender a su abuela, ya que Pilar la cuidó desde pequeña después de la muerte de sus padres. Sin embargo, debido a la naturaleza fugaz del mundo de la moda y el modelaje, no puede esperar a regresar a Francia para retomar sus aspiraciones y tiene la intención de encontrar a un cuidador profesional para que se encargue de la anciana.

Además de su ansiedad por regresar a su estilo de vida habitual, los comportamientos de su abuela desde el accidente cardiovascular la tienen aterrada, pues ya no es la persona quien solía ser, y ella no está preparada para lidiar con una situación así y tener que convertirse de pronto en cuidadora de tiempo completo de una persona mayor. Al pasar tanto tiempo sola en la casa donde creció sin poder tener una interacción normal con su abuela, Susana comienza a encontrarse con recuerdos confusos que parecer haber bloqueado por completo de su memoria y esta repentina sucesión de eventos que la tienen llena de miedo solo alimentan su necesidad de huir lo más pronto posible, pero puede que haya un plan más siniestro en juego para evitar que lo haga.

A pesar de la esencia evidentemente metafórica de la película y de los paralelos que podemos encontrar en nuestros miedos de envejecer o de ver a nuestros seres queridos pasar por ello, La Abuela es 100% una película de terror tradicional. En contraste con películas modernas del género como la anteriormente mencionada Relic que, sin quitarle méritos, está formulada más para ser una representación alegórica y abstracta sobre el tema en cuestión. La Abuela tiene un objetivo más universal, y sin sacrificar sus méritos artísticos es una historia más convencional para ser disfrutada por todo tipo de audiencias sin que sea necesario el análisis literario sobre qué quiso decir la película. Paco Plaza y Carlos Vermut se propusieron como objetivo complacer a todo tipo de gustos en cine de terror y acertaron con gracia y porte. No es una película de “jump scares” donde de pronto salta un payaso feo con globos rojos y se sube el volumen para darte un susto, pero tiene varios momentos con el potencial de hacerte saltar de tu asiento, además de elementos clásicos del terror psicológico para entregar realmente una película que da miedo. Y claro, después de tres películas de Rec y Verónica, Paco Plaza no tiene nada que comprobar en estos terrenos, y con esta nueva entrada en su filmografía deja en claro que sabe lo que hace.

La actuación de Vera Valdez como la titular Abuela es posiblemente la mayor fortaleza frente a cámaras con su manera de interpretar a un personaje que a base de lenguaje no verbal logra representar la ambigüedad que el papel precisa donde a la vez es auténtica como una persona mayor convaleciente de un episodio cardiovascular de gravedad y lo que pudiera también ser un ente malévolo y poderoso que se ha apoderado del cuerpo de una tierna y frágil anciana. Y por supuesto esto no podría funcionar sin su contraparte, la nieta interpretada por Almudena Amor, quien perfectamente convive, reacciona y hace lo posible por adaptarse a la serie de extraños cambios que presenta aquella quien solía ser su querida abuela.

Como es costumbre, la intención es evitar spoilers a medida de lo posible, en especial en este caso con una de las películas de terror que más me han gustado en los últimos años y aunque los giros dramáticos pueden pecar de ser bastante predecibles, no es una película que requiera de lo impredecible para funcionar. No es una situación donde al conocer el final arruinas la intriga del resto de la trama. No es una de esas películas malísimas de viejitos que ha hecho M. Night Shyamalan. Desde la primera escena tenemos una indicación muy clara de hacia dónde va a terminar la historia, y creo que esto funciona más para enfatizar la aparente inevitabilidad del tema: o morimos antes de envejecer o envejecemos antes de morir; a menos que haya una tercera opción. La Abuela aprovecha intensamente todos sus mejores elementos a su máximo potencial para ofrecer una película de terror hecha y derecha que satisface todo tipo de expectativas. Recomendada ampliamente para todos los fans del género, especialmente para verla en la pantalla grande y disfrutar de una experiencia de terror como pocas en el cine.

Veredicto: 5.9 de 7 Maharkyestrellas

También te recomendamos: Rec, Relic, X, The Visit, Being John Malkovich, Saint Maud, Get Out, Hereditary