Había una vez en Hollywood

 

Resultado de imagen para habia una vez en hollywood

Una de las cintas más esperadas ─si no es que la más─ llega a todos los cines este próximo viernes 23 de agosto de 2019. La novena película de Quentin Tarantino ha tenido a los fans y detractores a la espera desde que se anunció y no sólo por llevar su sello en ella, sino por el selecto grupo de actores elegidos para darle vida. No todos los días podemos ver juntos a Brad Pitt y Leonardo DiCaprio en una película y si a esto le sumamos el nombre de Margot Robbie tenemos a todos los lados contentos o al menos al pendiente.

La historia se centra en Rick Dalton (Leonardo) y su doble de acción Cliff Booth (Brad) quienes protagonizaron las más exitosas series y películas western pero que en pleno año de 1969 se comienzan a percatar de los cambios que sufre no sólo Hollywood sino el mundo entero con la reciente ola hippie. Rick se da cuenta por primera vez de lo incierto de su destino, con cada vez menos trabajo y la edad jugando en su contra comienza a deprimirse y pensar en mudarse a Italia para buscar nuevas oportunidades en el spaguetti western.

 width=

Por su parte, Cliff es su amigo incondicional y sabe de lo efímero de la fama. Intenta apoyarlo y alentarlo a aceptar papeles, él mismo no tiene demasiadas oportunidades de trabajo por su temperamento y un rumor que lo señala como asesino de su esposa. Rick tiene como vecino a Roman Polansky, el director más famoso de la época y a su bella esposa Sharon Tate, actriz cuya carrera estaba en ascenso. Una clara confrontación de los dos polos de Hollywood, el ocaso y el amanecer.

La trama es muy Tarantino, comienza lento y dando rodeos que te sumergen en las historias personales de los demás actores, algunas veces de forma innecesaria hasta cuestionarte ¿para dónde va la trama? ¿En qué momento se unirán las tres historias? Sin embargo, las historias personales de Rick y Cliff son atrayentes por sí solas, mostrándolos como individuos con su propio temperamento e inquietudes que funciona sin estar a cuadro con el otro.

 width=

Quizás la historia más secundaria fue la de Shanon, quien es más un pretexto para llegar al clímax de la misma, así como un tributo a la difunta actriz. Quienes sepan algo de la secta de Charles Manson, seguro sabrá que ese suceso inspiró partes de la trama de esta cinta.

Pese a los rodeos iniciales en la trama, es asombrosa la química que tienen DiCaprio y Pitt en pantalla, no hay ninguna lucha de egos, al contrario, hacen una dupla magnífica. Gracias a ellos, escenas o diálogos que podrían tomarse como innecesarios son atrayentes con tal de ver sus actuaciones ya que sostienen la narrativa en sus momentos más letárgicos. Ambos se ríen de los estereotipos de chicos rudos y se permiten reír, llorar, sufrir y ser amigos.

 width=

La ambientación es impecable, podemos ver los posters de las películas western pintados a mano e incluso promocionales originales como en los que aparece Sharon Tate. Las tomas y escenografías son acertada y cuidadas al detalle, unidas al soundtrack logran tener al espectador al borde del asiento en los momentos más sangrientos y llenarte de una inusual nostalgia en las partes bonitas.

El mismo director ha confesado que esta cinta está dedicada a sus orígenes, a su infancia. Aquellas películas y programas que llenaron su televisión de niño y le hicieron soñar con lo que es ahora, al Hollywood en el que creció como espectador. También ha dicho que es la cinta más parecida a Pulp Fiction en el sentido de los personajes reales y ficticios interactuando gracias al argumento, múltiples historias que en algún momento terminarán por unirse.

 width=

Esta película se convertirá en una de esas películas imperdibles del director y altamente recomendable para los amantes del séptimo arte no sólo por su historia, sus personajes y tomas, sino por el retrato hecho a un Hollywood a punto de cambiar para siempre y entrelazándose con uno de los eventos más sangrientos perpetrados por una secta, la familia Manson.

Ivonne Hernández