Ghostface regresa para dar el último susto… o no

Ghostface regresa para dar el último susto… o no

Título original: Scream

Año: 2022

Duración: 114 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Matt Bettinelli-Olpin, Tyler Gillett Guion: Guy Busick, James Vanderbilt, Kevin Williamson

Música: Brian Tyler

Fotografía: Brett Jutkiewicz

Reparto: Courteney Cox, Neve Campbell, David Arquette, Jack Quaid, Jenna Ortega, Melissa Barrera, Marley Shelton, Kyle Gallner, Dylan Minnette, Mikey Madison, Jasmin Savoy Brown, Mason Gooding

Productora: Spyglass Media Group, Lantern Entertainment, Miramax, Outerbanks Entertainment, Project X Entertainment, Radio Silence.

Distribuidora: Paramount Pictures

Género: Terror. Thriller.

Sinopsis

Veinticinco años después de que una serie de brutales asesinatos conmocionara al tranquilo pueblo de Woodsboro, un nuevo asesino se ha puesto la máscara de Ghostface y comienza a perseguir a un grupo de adolescentes para resucitar los secretos del mortífero pasado del pueblo.

Opinión

Si pensamos en clásicos de las películas de terror seguramente llegan a nuestra mente figuras tales como Michael Myers, Jason Voorhees o Freddy Krueguer, pero entre estos “monstruos” de pesadilla, seguramente se colará la figura de Ghostface, una indumentaria que ha ocultado a distintos asesinos quienes han decidido portar el traje negro, la máscara blanca que emula El grito de Edvard Munch y un cuchillo con el propósito de acabar con Sydney Prescott.

La saga de Scream inició en 1996 de la mano de Wes Craven, refrescando el género slasher –género del que ya habían abusado en demasía desde el éxito de Halloween− al presentarnos una trama donde los protagonistas saben que, de alguna manera, están atrapados en una película de terror; por lo cual, además de constantes referencias a películas, personajes o directores, incluso se habla de las reglas que éstas parecen seguir y su importancia para salir vivo de una trama de este tipo.

Ésta nueva secuela sería en realidad una “recuela”, término utilizado por los protagonistas para referirse a una historia que nos remitiría directamente a donde todo comenzó: los asesinatos de Woodsboro acaecidos por Billy Loomis y Stu. Aunque eso sí, con nuevos personajes que, en realidad, están vinculados ya sea con las víctimas originales o con personajes de alguna de las cuatro cintas anteriores y que por lo tanto, están en la mira de el o los asesinos.

Scream (2022) inicia como todas las anteriores e incluso como Stab, la película dentro de la película; es decir, con una adolescente quien recibe una llamada extraña donde un sujeto le pregunta ¿Cuál es tu película de terror favorita? Y es precisamente aquí donde empieza a valerse de los recursos y artilugios que han mantenido a la saga en la mira de los fanáticos: utilizar la sátira para congeniar con los fans de terror y de paso, demostrar cómo ha cambiado el género desde la década de los noventa, así como adaptar a este asesino a una nueva época.

Si has visto al menos una cinta de Scream, entonces ya tienes la trama más o menos develada ya que, tras el primer ataque comenzarán una serie de asesinatos en el pueblo, mismos que volverán a juntar a los protagonistas originales –Sydney (Neve Campbell), Gale (Courteney Cox) y Dewey (David Arquette)− para luchar, otra vez, con algún loco que, como capítulo de Scooby Doo, se esconde debajo de esa máscara mientras acuchilla personas a diestra y siniestra y suelta datos de los nuevos títulos de terror.

La narrativa se vale de la nostalgia para introducir a un nuevo grupo de personajes – que como ya dije están ligados de alguna forma con alguien dentro de la saga−, quienes son ahora las víctimas y que, como otrora lo hiciera Randy, sentarán las nuevas reglas que la cinta seguirá, dando por sentado que ahora, todos tienen un motivo, esto, expuesto con la misma apatía que tanto se crítica en las nuevas generaciones.

Sin embargo, esto ayudará no sólo a la comedia “involuntaria” que caracteriza a las cintas de Scream, sino que introducirá el suspenso y misterio alrededor de la figura de Ghostface, así como las sospechas del espectador entre unos y otros dándoles a todos motivos para ponerse la máscara y sacar a relucir el bagaje cultural sobre películas de terror de cada uno de los implicados.

Pese a repetir la fórmula y hasta tomas/escenas de la primera, logran atraer a los fans de antaño al reunir al cast original y volver a conectar la trama, de una forma más orgánica que la tercera y cuarta parte, con la cinta original de Wes Craven, mientras que presentan a un grupo que bien podría ser el protagonista de las siguientes cintas a lo largo de esta década.

Lamentablemente, esta repetición e intento por mantener los niveles de nostalgia al máximo comienzan a cansar al ser usadas a lo largo de toda la cinta como si un mensaje pregrabado se tratara, ya que pareciese que el grupo más que llevar de la mano a los nuevos fans, les da instrucciones precisas para no perderse en una cinta que fue pensada para los fanáticos y no para alguien que no tiene ningún conocimiento de la franquicia.

Además, en ésta entrega los movimientos de Ghostface me parecen lentos a comparación de las anteriores, donde a pesar de tratarse de algún psicópata que sigue siendo humano –no como Michael que es algo así como la encarnación del mal−, se movía de una manera sobrehumana, apareciendo y desapareciendo como si de algún ser sobrenatural se tratase, soportando no sólo puñaladas sino disparos como si no fueran nada.

Scream (2022) es una película que cumple con las expectativas de los fans de ver nuevamente a los protagonistas en una historia que sostiene de una forma aceptable la trama valiéndose de los mismos guiños, pero dándoles un refresh al introducir nuevos géneros del terror, así como sus nuevas reglas o importancia dentro de las historias.

Seis Maharky estrellas de siete