Encanto, de Colombia para el mundo

Encanto, de Colombia para el mundo

Como se venía esperando −y debido en gran medida al éxito de Coco− Encanto vuelve a poner en la mira a la cultura latina y todos los paisajes, colores y sabores que caracterizan a estos países. Ahora que Disney ha volteado a ver a centro y Sudamérica −sus leyendas y tradiciones− es de esperarse que tengamos más y más títulos como éste, esto no sólo debido al éxito en taquillas sino por la gran cantidad de tramas por explorar y que parecen ser del gusto extranjero, harto quizás, de ver siempre las mismas historias.

Título original: Encanto

Año: 2021

Duración: 99 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Jared Bush, Charise Castro Smith, Byron Howard

Guion: Jared Bush, Charise Castro Smith. Historia: Jared Bush, Charise Castro Smith

Música: Lin-Manuel Miranda, Germaine Franco

Fotografía: Animación, Alessandro Jacomini, Daniel Rice, Nathan Warner

Reparto: Animación, Voz: Stephanie Beatriz, María Cecilia Botero, John Leguizamo, Mauro Castillo, Jessica Darrow, Angie Cepeda, Carolina Gaitán, Diane Guerrero, Wilmer Valderrama, Rhenzy Feliz, Ravi Cabot-Conyers, Sylvie Adassa, Maluma, Rose Portillo, Juan Castano.

Productora: Walt Disney Animation Studios, Walt Disney Pictures. Distribuidora: Walt Disney Pictures, Disney+

Género: Animación. Aventuras. Comedia. Fantástico | Familia. Realismo mágico

Sinopsis

Cuenta la historia de una familia extraordinaria, los Madrigal, que viven escondidos en las montañas de Colombia, en una casa mágica de un pueblo situado en un enclave maravilloso llamado Encanto. La magia de Encanto ha dotado a todos los niños de la familia de un don único, desde la súper fuerza hasta el poder de curar... pero se ha olvidado de una niña llamada Mirabel. Cuando Mirabel descubre que la magia que rodea Encanto está en peligro, decide que ella, la única Madrigal normal, podría ser la última esperanza de su extraordinaria familia.

Este 25 de noviembre llegará una de las cintas más esperadas del año: Encanto. El filme nos presenta una historia situada en Colombia y con una buena dosis de realismo mágico que se manifiesta a través de la familia Madrigal, quienes han sido dotados con dones para ayudar a que la comunidad donde viven se mantenga funcionando y feliz.

Encanto tiene una animación de diez y esto no es sorpresa para nadie ya que se espera sea nominada en esta categoría dentro delos Premios Oscar, como sus antecesoras. Desde el primer momento la cinta es un deleite para la pupila no sólo por los colores y paisajes, sino por lo bello de los trazos y las oportunidades que la misma trama da para que aparezcan seres fantásticos a diestra y siniestra.

La música es otro elemento que Disney siempre cuida al más íntimo detalle y en este largometraje no fue la excepción. Las canciones están a la orden del día y cualquier cosa/ anécdota que se quiera compartir con el público se hace por este medio, recordándonos a sus antiguas producciones donde la melodía y la letra parecieran surgir por inspiración y cosa de magia en el momento exacto.

La historia es buena. No diré excelente, pero sí lo bastante entretenida e interesante como para mantenerte atento a las canciones, reacciones y personajes, los cuales son tan variados y coloridos que seguro serán del gusto de todos los niños; sin embargo, hasta allí llegan los halagos que puedo dar hacia esta producción.

El problema inicia casi en el momento en que termina la cinta, es decir, en algún lugar donde debió de ir el clímax que nos llevaría por algún camino de autodescubrimiento antes del final y que en esta cinta es casi inexistente. Si bien si llegan a un punto clave en el conflicto que se nos viene mostrando a cuentagotas desde el inicio, la solución y hechos posteriores son tan fugaces, apresurados y simples que el espectador apenas está saboreando “el mensaje” cuando los créditos aparecen.

Debido a ésta premura de desenlace –si es que le podemos llamar así− los personajes, mismos que iban por buen camino en su evolución (física, espiritual y familiar) y hasta parecían capaces de dar un buen mensaje sobre la importancia de la salud mental, no terminan de desarrollarse y se conforman con el final abrupto que cabe en una canción.

Si bien la cinta es predecible por ratos, con alguna que otra sorpresa, el buen ritmo que llevaba cae en picada en su intento de mantener la historia sencilla y concisa, lo cual sólo termina por cortar de tajo una trama que daba para más y que se siente incompleta y apresurada, como si no hubieran estado muy seguros de cómo terminar con tantos personajes en escena.

Cinco maharkyestrellas de siete, sólo salvada por su música y animación.