El reencuentro. 500 años Moctezuma y Cortés

El reencuentro. 500 años Moctezuma y Cortés

Dirección: Miguel Gleason

Producción: Miguel Gleason, Muesart, Erwin Munguía, Alfonso Carrasco, Canal 22

Fotografía: Ignacio Miguel Ortiz, Ian B. Morales Edición: Miguel Gleason, Happyend post

Diseño sonoro: Miguel Ángel Molina

El Tema de la conquista es algo que ha marcado la historia nacional mexicana desde siempre, un tema que cautivado e indignado por igual a todos los ciudadanos que han pasado por las aulas y abierto los libros de texto, ya sea que hayan visto a profundidad el tema, siguiendo paso a paso la caída de un basto imperio gracias no sólo a los españoles, sino a todos los enemigos que los mexicas tenían, o simplemente como algo llamado “El nuevo mundo”, donde pareciera que los conquistadores ibéricos únicamente vinieron, tomaron oro y se fueron.

A través de El reencuentro. 500 años Moctezuma y Cortés se busca reivindicar no sólo la figura de Hernán Cortés, el conquistador, sino a Moctezuma II, el emperador, ya que ambos fueron víctimas de un destino ya trazado que, nos guste o no, formó la nación mestiza en la que ahora vivimos. Haciéndonos producto de un encuentro tan cósmicamente fuerte, que hasta el día de hoy pareciera marcar el destino de sus descendientes.

A lo largo de poco más de dos horas de metraje podemos no sólo conocer los lugares más emblemáticos por los que Cortés pasó antes de llegar a la gran Tenochtitlán, sino que podemos conocer algunos de los murales y objetos históricos que nos ayudan a contextualizar esa época, además de contar con las opiniones de los expertos en la materia y quienes no están de acuerdo en el papel de villano que le ha dado a Moctezuma, haciéndolo parecer un cobarde que guio a su pueblo a la destrucción.

Pero como quizás esto no fuera suficiente para cambiar la visión “de los vencidos” y tratando de encontrar un punto medio entre las cosmovisiones mexicanas y españolas del hecho, este documental logra lo impensable, el reencontrar a los descendientes más directos de Hernán Cortés y Moctezuma II en el mismo lugar en que 500 años atrás, sus tátara tátara abuelos se conocieron, sitio que se conserva cerca del metro Pino Suárez y que incluso cuenta con su propio mural, aunque al revés, para recordarnos lo que ocurriera allí.

Ascanio Pignatelli Aragona Cortés y Federico Acosta se abrazaron ante la emoción de algunos miembros de la prensa y curiosos que se acercaron, siendo el momento preservado para la posteridad gracias al documental que busca la sanación y el perdón de dos personajes históricos que son odiados y despreciados por sus errores y los daños colaterales, pero que ayudaron a formar una nación y un pueblo que, hasta el día de hoy, está en guerra constante contra sus propios pueblos originarios y contra los extranjeros, no encontrando su lugar en el mundo.

La película se proyectará de manera gratuita el 18 de octubre en el foro cultural de Coyoacán “Hugo Argüelles”, y el 23, 25, 26 y 27 de octubre en el foro al aire libre de la Cineteca Nacional.

Además, también se podrá ver gratis el 19 de octubre en la Cinemateca Luis Buñuel de Puebla y el 20 de octubre en el Museo Morelense de Arte Contemporáneo de Cuernavaca.