El Mundial Rusia 2018 en Películas: Fase de Grupos

Estamos en plena fiebre mundialera, México pasa a la siguiente fase y yo… no sé nada de futbol. No tengo idea del mundial pero me quiero sentir parte de la celebración, y si eres como yo, o al contrario sabes mucho de futbol pero quieres conocer más sobre el cine de los países contra los que México se ha enfrentado, aquí te presentamos esta nueva serie especial por el mundial Rusia 2018. Hablaré sobre algunas de mis películas favoritas del país en cuestión y una película similar o comparable de nuestro país.

Partido 1: México vs. Alemania

Alemania: Nosferatu (1922)

Hay una cantidad exagerada de buen cine alemán, de todo tipo de géneros y desde los inicios del cine. Por eso mismo entre tantas épocas me apena un poco elegir un clásico, pero a fin de cuentas son clásicos por alguna razón. Todos conocemos al menos el título y lo relacionamos con el vampiro que aparece en esta cinta y que suele apagar las luces en el Crustáceo Cascarudo, aunque realmente el personaje se llama Count Orlok. Nosferatu supuestamente es la palabra rumana para vampiro, sin embargo eso es una invención literaria. La razón por la que la película se llama Nosferatu es porque originalmente se intentó realizar una adaptación cinematográfica de Drácula, pero cuando el director F.W. Murnau no consiguió los derechos, decidieron cambiar la palabra “vampiro” por “nosferatu” y el nombre de Count Dracula por Count Orlok. La película es parte de un movimiento cinematográfico llamado Expresionismo Alemán, el cual se caracterizaba por su estética donde se encuentran figuras puntiagudas, altas, delgadas, y en general exageradas, se trataba de mostrar una estética abstracta muy alejada de la realidad, ángulos extraños, perspectivas chuecas, y sombras sobresaturadas. Los paisajes y escenarios representados en las películas del expresionismo alemán eran muy similares a una obra de teatro. Actualmente es común escuchar a la gente quejarse porque una película no es creíble o no se ve “realista”, sin embargo en estas películas la intención era todo lo contrario, y es algo que disfruto mucho y creo que necesitamos de vez en cuando ver una película que rete nuestra perspectiva de lo que una película debe y puede mostrar. Nosferatu tiene todas estas cualidades en un resultado que me parece tan bello como creepy. Una de mis cosas favoritas de la película son las sombras.

Para lograr las sombras tan marcadas que se muestran en la película, el departamento de arte de la película se tuvo que encargar de pintar las sombras en las paredes y pisos para remarcarlas y que siempre se mostraran en cuadro exactamente en la manera en que las había visualizado el director. Todo esto da una atmósfera tenebrosa a la película, como una pesadilla muy visual y subjetiva. El actor Max Shreck fue tan bueno en su papel como Orlok que existen rumores que en verdad era un vampiro, al grado que existe una película llamada Shadow of the Vampire que se trata exactamente de esto (100% recomendada).

México: Cronos (1993)

Por supuesto que si vamos a hablar de películas de vampiros, tenemos que hablar de Cronos, la opera prima de Guillermo del Toro. Es una película que por mucho tiempo fue difícil de conseguir pero actualmente es tan fácil como buscarla en Youtube o preferentemente encargar el dvd o blu ray en Amazon. Similar a Nosferatu, en esta película no se utiliza la palabra vampiro, aunque en este caso no fue por derechos de autor, sino por decisión creativa del director. En Cronos, un dispositivo que promete vida eterna inyecta a sus poseedores con un elixir que los hace sentirse jóvenes y saludables pero les desarrolla una sed de sangre, es decir prácticamente los convierte en vampiros. Es una de mis películas favoritas de Guillermo del Toro hasta la fecha y es todo un testamento a lo que es el amor al arte, ya que se dice que para que se realizara esta película Guillermo del Toro tuvo que hipotecar hasta la casa de su madre para poder financiarla. Afortunadamente el director fue tan visionario como bien recibido y el día de hoy orgullosamente podemos contarlo entre los contados ganadores del Oscar por mejor director que han salido de México. Es una de las mejores películas de terror mexicanas de la historia.

Partido 2: México vs. Corea del Sur

Corea del Sur: Janghwa, Hongryeon (Tale of Two Sisters /Los Poseídos) (2003)

No tienen idea lo difícil que es para mí elegir una película favorita surcoreana porque soy fan a morir de su cine, les recomiendo que elijan 15 películas coreanas al azar y las vean todas. Pero si tengo que elegir una película, definitivamente ésta es mi favorita. Me atrevo a decir que incluso es una de mis 10 películas de terror favoritas. Así como Nosferatu puede jugar con tus expectativas de cómo una película debe representar la realidad, Janghwa, Hongryeon juega con tus expectativas sobre cómo deben ser los sustos en una película de terror. Estamos acostumbrados a que la música en las películas de terror guíe nuestras emociones, que la tensión musical ascienda justo cuando están a punto de darnos un susto o que la música se torne siniestra en momentos en que la escena deba inspirar miedo. Se vuelve predecible, sabemos cuándo viene un susto o cuándo están jugando con nosotros. En las películas occidentales estamos acostumbrados a que nos digan y expliquen de más cómo nos debemos sentir al verlas, en la series se llega al límite en que nos ponen risas grabadas para saber cuándo reírnos. Todo esto me parece una traición a la inteligencia de la audiencia. La tradición asiática es diferente: deja que las audiencias se tomen su tiempo para descifrarlo por su propia cuenta y es por eso que en el terror son tan efectivas. En esta cinta en específico es extremadamente efectivo porque francamente la primera vez que la vi nunca me esperé ninguno de los sustos, y después de haberla visto decenas de veces todos los sustos de la película me siguen impactando. No quiero adentrar mucho en la historia porque es muy “spoileable”, pero básicamente se trata de dos niñas que se van a vivir con su papá y ambas extrañan a su madre y les desagrada a sobremanera su nueva y estricta madrastra. Las niñas comienzan a percibir una entidad sobrenatural asechando la casa pero la madrastra las ignora y las castiga en cada vez peores y más sádicas maneras  a pesar de haber toda la indicación que hay algo mal en esa casa.

México: Ahí Va El Diablo (2012)

Aquí realmente el lugar se lo merecía El Espinazo del Diablo, pero ya había mencionado a Guillermo del Toro en la anterior sección y por su ambientación y reparto se siente más como una película española hasta cierto punto. Casi en punto contrario, Ahí Va el Diablo, es dirigida por el español Adrián García Bogliano pero la historia está situada en México y el reparto es completamente mexicano. Y la verdad es que lamentablemente no hay ninguna película mexicana que se le compare Janghwa, Hongryeon. Pero estas dos películas son excelentes. No sé qué tan difícil sea de conseguir pero si la logran ver, les aseguro que no se arrepentirán. A decir verdad las actuaciones de la película dejan bastante que desear, pero de cierta forma es una gran parte de la sensación inquietante que te deja. Es una película con escenas impactantes, giros inesperados, una historia totalmente original, ideas francamente aterradoras, un subtexto muy interesante. Vaya, es de lo mejor que he visto en terror mexicano en toda mi vida. Una familia se va de paseo en Tijuana a un cerro y los padres por calientes dejan que los niños se vayan a jugar al cerro mientras ellos tienen sexo en el carro. Después del acto se quedan dormidos y sin darse cuenta se hace de noche y los niños no han regresado. Se hace toda una búsqueda policial y no logran dar con los niños, se sospecha que han sido raptados. Los padres regresan devastados, decepcionados, iracundos y desesperanzados por haber perdido a sus hijos.  A la mañana siguiente, los niños regresan a casa como si no hubiera pasado nada. A pesar que aparentemente no les ha pasado nada, los niños están idos, pero no logran descifrar por qué. Todo pareciera indicar que sufrieron de algún tipo de situación sexual traumática pero no logran que hablen de ello. Poco a poco la trama va a avanzando entre los problemas que se han generado entre los padres, la desesperación por ayudar a los niños a que vuelvan a ser como eran antes, y un posible elemento sobrenatural. En serio, no conozco a nadie más que la haya visto y ojalá todo mundo pudiera verla, no quiero decir más.

Partido 3: México vs. Suecia

Suecia:  Låt den rätte komma in (Let The Right One In/Déjame Entrar) (2008)

Bien, no era mi intención hacer una lista exclusivamente sobre películas de terror, pero ha dado la casualidad que los tres países contra los que nos enfrentamos en esta fase producen excelentes películas de terror. Y a lo poco que sé de futbol, sé que los tres países también provocaban bastante terror en las esperanzas de los aficionados mexicanos. No obstante, les aseguro que con Brasil me voy a ir con una de acción para compensar. Mi excusa en este caso será que no es una película del todo de terror, más bien es una historia coming of age creepy/romántica un tanto LGBTQ dentro de una película de terror.  Ah sí, pero regresamos a los vampiros. Es una película que es igual de encantadora como aterradora y visceral. De las pocas películas que puedo decir con toda certeza que el final es mucho mejor en cine que en el libro, ya que la vean sabrán por qué, es difícil de describir con palabras. Oskar es un niño que sufre de bullying en su escuela y realmente no tiene amigos hasta que llegan sus nuevos vecinos, quienes parecen ser una niña de su edad y su abuelo. En realidad Eli se convirtió en vampiro cuando aún era menor de edad y a pesar de tener cientos de años se sigue viendo de la edad de Oskar, y Håkan en realidad es el anciano esclavo de Eli que le ayuda a conseguir sangre noche tras noche asesinando habitantes del pequeño pueblo de Blackeberg. Eli le ayuda a Oskar a superar su problema con los bullies, y Oskar le recuerda a Eli lo que es volver a divertirse y vivir la niñez que posiblemente nunca tuvo. Entre todo esto hay mucha sangre y mucha violencia. E insisto que la escena final es una de las mejores cosas que se han puesto en cine.

México: El Incidente

Ok, me quise salir un poco de las películas de terror para no caer en redundancia. Mi película favorita mexicana es Matando Cabos o quizás Ahí Está El Detalle pero creo que también sería salirme demasiado del tema. Elegí esta película como punto medio, ya que recientemente la descubrí y además no es difícil de conseguir porque está disponible en Netflix. No es una película de terror como tal, pero es un tema que ciertamente nos provoca miedo a todos de diferentes maneras. La película muestra un loop infinito en dos situaciones que aparentemente no tienen nada que ver, sin embargo les garantizo que al final todo tiene sentido y el mensaje de la película es fulminante. Tenemos un par de ladrones que están huyendo de un policía y al querer escapar por unas escaleras descubren que están dando vueltas en círculos y no pueden dejar de bajar y subir las mismas escaleras por toda la eternidad, no hay puertas de salida, no hay ninguna otra alternativa más que seguir bajando o subiendo y regresar al mismo punto. Por otro lado una familia va en carretera cuando de pronto la hija comienza a sufrir de un ataque de asma, de inmediato se dan cuenta que no han cargado el inhalador y al querer retornar en la carretera se dan cuenta que están repitiendo el mismo tramo kilómetro tras kilómetro sin llegar a ningún lado más que a una gasolinera abandonada a la que regresan una y otra vez. Es una película bastante creativa y muy recomendada que tiene mucho que decir sobre la condición humana y nuestra manera de lidiar con situaciones traumáticas y nuestra capacidad de enfrentarnos a los cambios y cómo esto puede cambiar mientras envejecemos y nos estancamos en nuestras mismas actitudes y pensamientos.

Eso es todo por este artículo, la próxima semana tendremos un artículo sobre el partido México – Brasil. Mientras tanto, ¿qué películas mexicanas, alemanas, coreanas y suecas hubieran elegido ustedes o qué películas recomiendan?