El Llamado Salvaje (The Call of the Wild)

El llamado salvaje

The Call of the Wild

Director: Michael Green

Escritor: Michael Green basado en la novela de Jack London

País: USA

Cast: Terry Notary, Karen Gillan, Harrison Ford, Cara Gee, Dan Stevens, Bradley Withford, Jean Louisa Kelly, Omar Sy

Género: Aventura, Drama, Familia Duración: 100 minutos

 Buck es un perro que vive rodeado de lujos y mimos. Todo cambia después de la noche en la que es secuestrado y vendido para trabajar en Yukon, Alaska, done tiene que conectar con sus instintos caninos para sobrevivir.

Para alguien que ama a los perros fui a ver esta película con expectativas reservadas y al final recibí menos de lo que esperaba. Mucho menos.

No creo que nadie estuviera esperando que la película destacara por tener una historia compleja

Ver a Buck es una experiencia extraña. Las texturas y el perro en general se ven bien, pero en el momento en que empieza a moverse se pierde la mayor parte de la magia. Los movimientos son acartonados e inorgánicos, y aunque imitan algunas actitudes y curiosidades de los perros al final acostumbrarse al perro CGI sobre la excelente cinematografía termina siendo prioridad sobre prestarle atención a la historia que desafortunadamente no pasa de mediocre.

El desarrollo de la historia que me imagino que busca hablar sobre lo mucho que se ha despegado el perro como lo conocemos hoy en día de sus orígenes salvajes antes de ser domesticados básicamente es cualquier otra historia con un protagonista malcriado que se le quitan sus lujos y debe de crecer para ser mejor persona. En este caso perro. Los demás personajes carecen de profundidad y la historia está llena de cabos sueltos y nos deja un sentimiento extraño de no haber concluido apropiadamente. 

Aunque aplaudo el esfuerzo por presentar una película donde no se utilicen animales para evitar cualquier tipo de abuso animal la realidad es que la película en su totalidad no es memorable ni particularmente placentera. Le doy 3.5 maharkyestrellas estrellas porque si ignoramos al perro antropomorfo que osila entre la animación, el CGI y el live action rodeado de hombres y mujeres sin objetivos específicos ni personalidad las escenografías y la música tienen su mérito.