El Kaiser de la Atlántida

El Kaiser de la Atlántida

Título original: El Kaiser de la Atlántida

Año: 2022

Duración: 77 min.

País: España

Dirección: Sebastián Alfie

Guion: Sebastián Alfie

Música: Alex Nante

Reparto: Documental

Productora: Coproducción España-Argentina; Sintonía Soluciones, Isabella Rosinante, Czech TV Brno, De Productie

Género: Documental

Sinopsis

La Kaiser de la Atlántida, ópera en cuatro actos, es una alegoría sobre la locura y la muerte causadas por el Fuhrer durante el Tercer Reich. Sus creadores, Viktor Ullman y Peter Kien, la escribieron y ensayaron en un campo de concentración. La opera era una sátira apenas escondida de Hitler y un acto de resistencia contra el totalitarismo. Los creadores fueron asesinados dos semanas después del primer ensayo general. Por una milagrosa cadena de acontecimientos el manuscrito de la opera se salvó, gracias a Kerry Woodward quien la estrenó en 1975. Sus autores y su historia quedaron prácticamente en el olvido. 40 años después, coincidiendo con la producción más grande del Kaiser hasta el momento en el Teatro Real de Madrid, Kerry decide contar la historia oculta del Kaiser de la Atlántida. ¿Escuchará el mundo esta vez?

Opinión

Hacer metrajes del Holocausto siempre generará polémica, dentro y fuera del entorno. Los mismos directores tienen en cuenta hasta qué punto pueden mostrarse ciertos temas y el por qué deberían o no abordarse. En El Kaiser de la Atlántida se cuestiona no el documental, sino la ópera homónima que se vuelve una sátira de Hitler y su reinado de terror y que fuera escrita dentro del campo de concentración de Terezín, antesala de Auschwitz.

Viktor Ullman y Peter Kien escribireron ésta época de cuatro actos no sólo como una crítica al sistema que los había encerrado y violentado, sino a manera de escape de la realidad en que vivían. Como bien se toca en el documental, cuando uno piensa en un artista, se lo imagina con comodidades y feliz para así poder crear; sin embargo, El kaiser de la Atlántida fue concebida en el infierno en la tierra, donde de día se cavaban fosas para los cuerpos de quienes otrora habían sido tus compañeros de cuarto, y en la noche la música, la cultura, se volvía la única puerta de escape.

A través de Kerry Woodward, quien logró sobrevivir y preservar el manuscrito de la obra original nos enteramos de cómo el mismísimo Ullman se comunicó a través de una médium para terminar su obra, la cual no pudo ver estrenada en vida, ni siquiera dentro del campo, ya que él y casi todos los participantes fueron mandados a Auschwitz dos semanas después del primer ensayo general. Haciendo aún más relevante la pregunta ¿debería hacerse una nueva puesta en escena? ¿Los cambios son legítimos? O simplemente no debería tocarse el tema del nazismo a modo de burla.

A lo largo de todo el desarrollo del documental se nos presentan varias preguntas que parecieran ir apoyadas del contexto que nos es dado para entender qué significaba para los habitantes de Terezín el tener la libertad de seguir en contacto con la música. Continuamente el espectador es empujado a crear su propia opinión sobre la obra sin haberla escuchado del todo, únicamente con saber el verdadero significado que tuvo para quienes estuvieron involucrados en su creación.

Al final el mensaje es claro, El Kaiser de la Atlántida es una obra de resistencia, un mensaje de esperanza que logró que sus involucrados vieran una pequeña luz de esperanza al terminar sus días en el campo donde parecían despojados de su humanidad. Como bien se dice, quizás nosotros no somos capaces de entender el poder sanador del arte en un entorno como en el que miles de judíos vivieron y murieron durante la Segunda guerra mundial.

Este filme es parte de la selección Global Docs del festival de documentales DocsMx. Puedes ver el programa aquí.