El Contador de Cartas

El Contador de Cartas

El Contador de Cartas

Por Eduardo Velázquez

FICHA

Titulo original: The Card Counter 
País: EUA
Año: 2021
Duración: 1h 51min
Género: Drama
Director: Paul Schrader
Reparto: Oscar Isaac, Tiffany Haddish, Tye Sheridan, William Dafoe

Poster

SINOPSIS

La vida de William Tell, un ex militar y ex recluso, ahora convertido en jugador de cartas, es transformada después de encontrarse con Cirk, un chico que busca su ayuda para vengarse de un coronel militar.

Imagen01

OPINION

La obra de Paul Schrader trata sobre la redención de William Tell (Oscar Isaac) un ex militar en Irak quien paso años en prisión, lugar donde aprendió a contar cartas, una habilidad la cual le trajo cierto renombre y fama dentro del circulo de apostadores de casinos.

La trama da inicio después de que William conoce a Cirk Baufort (Tye Sheridan), un joven que necesita de su ayuda para obtener venganza de John Gordo (William Dafoe), un coronel militar, encargado de enseñar las peores torturas para realizar interrogatorios y a quien culpa del quiebre de su familia, además del suicidio de su padre.

Al poco tiempo, William es contactado por La Linda (Tiffany Haddish), una encargada de financiar a jugadores de cartas, quien lo lleva a participar en un circuito de poker para tener ganancias, algo que el protagonista ve como la oportunidad perfecta para poder ayudar a Cirk a evitar caer en un circulo de venganza.

En el papel, suena como una buena idea, abierta a muchas posibilidades, en especial con el señor Martin Scorsese como Productor Ejecutivo, lamentablemente, esto nada más se queda en esto, como una buena idea en el papel.

Imagen 02

El desarrollo de la trama es lento, demasiado lento, pero en cambio, no hay mucho para justificar esta lentitud, conocemos una parte de los personajes, pero no hay una relación importante entre ellos, no conocemos su lucha interna, sus motivaciones, solamente sabemos las cosas de una manera superficial. Vemos a los personajes principales ir de un casino a otro, con escenas bastante largas pasan de un casino, vemos algunas escenas en la mesa de poker, hay alguna plática entre ellos y la película va a otro casino donde el mismo patrón se repite, además que muchas escenas no van a ningún lugar.

En un punto vemos parte del pasado de William, como un oficial que formó parte del grupo de John Gordo (donde también estuvo el padre de Cirk) y vemos como llegó a dejarse llevar por el abuso de poder, realizando torturas y burlas como parte de los interrogatorios, algo que puede ser visto como una critica social a la inhumanidad del trato de la milicia americana durante la ocupación de Estados Unidos en territorio Iraquí, lo cual trajo sucesos como los que son vistos en la película. Sin embargo, la crítica social solamente es tocada de manera superficial como el resto, es algo que viene, tiene algunos momentos de presencia en escena y pasa a otra cosa.

Imagen 03

Oportunidades no le faltan a la película para llegar a tocar puntos profundos pero no lo hace, puede llegar a hablar sobre la deshumanización de la milicia, del abandono a los veteranos, criticar los sistemas de apuestas o de casinos. En cambio toca de forma tibia todos estos temas, pero en ningún momento se enfoca en alguno de ellos, las cartas pasan a ser un tema secundario, la venganza pasa a ser un tema secundario, incluso la relación entre William y Cirk pasa a ser un tema secundario, nunca hay un foco constante dentro de la película y esto arrastra bastante el ritmo durante tres cuartas partes de la película, pues todo lo importante ocurre en el último tercio.

No hay actuaciones malas, en lo absoluto, Oscar Isaac muestra un gran trabajo como el personaje principal y enseña porque es uno de los actores más populares en últimos tiempos gracias a esta versatilidad en representar distintos papeles de una forma maravillosa. William Dafoe, haciendo de John Gordo es una de las más grandes oportunidades desaprovechadas de la película, a lo mucho su participación es de 5 minutos, donde solo se ve una parte de John Gordo, el resto solamente es contado mediante diálogos, relatos terroríficos de esta figura casi villanesca e inhumana, algo que es lamentable, pues ciertamente William Dafoe es capaz de representar esas escenas de la que tanto se habla, pero jamás se muestran.

Por último, el punto más extraño de la película, a pesar de llamarse El Contador de Cartas esto jamás entra en juego, solamente se explica al inicio que es, como se hace, se cuenta como William usa este método para ganar apuestas de forma decorosa, pero de ahí no pasa nada con respecto a contar cartas y creo que ahí reside el principal problema de esta película, si ni siquiera se le da profundidad e importancia al nombre, ¿Qué esperar del resto?

Calificación

3 de 7 Maharky Estrellas