David O. Russell y Christian Bale: El proceso de colaboración de "Amsterdam"

David O. Russell y Christian Bale: El proceso de colaboración de "Amsterdam"

Hoy estrena en cines ÁMSTERDAM, el nuevo thriller de comedia protagonizado por Christian Bale, Margot Robbie y John David Washington que transporta a las audiencias a las primeras décadas del siglo XX mientras narra, con elementos verídicos y de ficción, la historia de tres amigos que hicieron un pacto en el que juraron siempre protegerse.

David O. Russell comenta: “Es una historia fascinante, y a la mayoría de la gente le sorprende enterarse que estas cosas realmente pasaron. Es una historia que no es muy conocida, de modo que es emocionante para el público. Algo grande se aproxima. Es misterioso, fascinante, traicionero y, debido a ello, para mí es una historia inspiradora”.

Junto a Bale, Robbie y Washington, integran el extraordinario elenco del film Alessandro Nivola, Andrea Riseborough, Anya Taylor-Joy, Chris Rock, Matthias Schoenaerts, Michael Shannon, Mike Myers, Taylor Swift, Timothy Olyphant, Zoe Saldaña, Rami Malek y Robert De Niro.

ÁMSTERDAM es una auténtica obra de amor de David O. Russell, pero el cineasta asegura que la película no hubiera cobrado vida sin la estrecha colaboración entre él y el actor Christian Bale, tanto delante como detrás de cámara.

UN PROYECTO COCINADO A FUEGO LENTO

David O. Russell asegura que su nueva película es un proyecto muy personal que gira en torno a dos temas que lo interpelan: la amistad y el amor. No sorprende, entonces, que el proceso creativo para hacerlo realidad haya involucrado a alguien con quien el realizador comparte un vínculo creativo especial.

Russell y Bale habían trabajado juntos, respectivamente como director y actor, en Escándalo americano y El ganador, y cinco años atrás comenzaron a conversar informalmente sobre la historia de ÁMSTERDAM. La idea fue evolucionando lentamente a lo largo de los años y tomando forma en el papel. Russell escribió el guion con los aportes de Bale, quien leía cada uno de los borradores que el realizador iba redactando. La escritura del guion no fue apresurada “Podíamos sentarnos e intercambiar miles de ideas. Él me daba libros y yo encontraba ideas y le traía citas. Hubo un montón de otros personajes que fueron y vinieron, y diferentes personas con las que nos encontramos y fueron fuente de inspiración." relata Bale sobre proceso creativo que compartió con Russell.

Poco a poco fueron apareciendo los acontecimientos y los personajes finales de ÁMSTERDAM, y el dúo colaboró intensamente para entrelazar la trama de ficción con los hechos históricos verídicos que atraviesan la historia. Cuenta Christian Bale: “David integró estos personajes en una serie de hechos históricos que ocurrieron en Estados Unidos con una historia sobre tres amigos que, en época de guerra, hacen un pacto de protegerse entre ellos, pase lo que pase. El humor surge de las personas reales y de las situaciones en las que se encuentran”.

En su rol de productor, Bale también estuvo muy presente en la sala de edición durante la etapa de postproducción. Russell asegura que, a través de sus aportes en cada instancia del proyecto, fue una voz muy importante desde el lugar de detrás de cámara.

“David es increíblemente generoso –dice Bale–. Es un gran colaborador que me permitió entrar a la sala de montaje a pesar de que es totalmente su película. Me hizo parte del proceso de postproducción, me permitió un acceso que nunca tuve en la vida. Fue una gran satisfacción ver algo desde su absoluto nacimiento y ver cómo gradualmente él iba construyendo esta historia usando mis ideas sobre Burt y sobre quién era el personaje”, agrega Bale.

NACE BURT BERENDSEN

Delante de cámara, el compromiso de Bale con ÁMSTERDAM, y particularmente con su personaje, también fue inmenso. En la película, el actor interpreta a Burt Berendsen, un médico proveniente de clase obrera casado con una mujer de la alta sociedad neoyorquina cuya familia lo alienta a alistarse en el ejército. Debido a que él es mitad judío y mitad católico, la familia cree que encajara mejor en Park Avenue, y en el consultorio médico familiar, si es un héroe de guerra. Burt y su esposa tienen una relación disfuncional: viven en residencias separadas y quieren cosas completamente diferentes en la vida.

Generoso, inteligente y muy honrado, Berendsen sufre las heridas y el trauma de la guerra. “Es alguien que vivió un infierno, pero que sigue siendo optimista. Lidia con estas cargas y situaciones pesadas manteniendo el sentido del humor, la alegría y el optimismo. Esta muy abierto a la vida y no quiere insensibilizarse a las experiencias. Es un verdadero luchador, trata de impedir que las emociones negativas, como la ira, lo sobrepasen. De modo que es un tipo muy inspirador, y fue muy interesante interpretarlo”, cuenta Bale.

El actor encaró el proceso de composición de Berendsen de la misma forma en que lo hizo en el pasado con otros personajes que llevan su sello, desde Dick Cheney en El vicepresidente: más allá del poder hasta Trevor Reznick en El maquinista y el mismísimo Bruce Wayne en Batman: el caballero de la noche y Batman: el caballero de la noche asciende. En el set, Bale desaparecía en su personaje, transformándose de manera asombrosa. “Christian tiene una manera de crear sus personajes que es muy específica, y eso es lo que da como resultado la magia de ver un papel que nunca le habíamos visto interpretar”, comenta Russell.

El actor, en tanto, relata así su experiencia: “Burt se me metió en los huesos. Cuando te preparas para un personaje durante tanto tiempo, lo incorporas totalmente. Fue una experiencia muy satisfactoria, mejor que cualquier otra que haya tenido y que probablemente vuelva a tener, porque en general no se tiene el lujo de tener tanto tiempo. Cuando terminamos la filmación, pensé que sería la última vez que haría la voz de Burt, y me di cuenta de que lo iba a extrañar. Lo sentí como un gran amigo porque habíamos estado preparándonos para la película durante tanto tiempo”.

ELOGIOS PARA UN NARRADOR ÚNICO

Para Bale, atravesar ese singular proceso creativo de la mano de Russell fue más especial aún. “La manera en la que trabaja David no es lineal. No es alguien que estaì fuera del set. Esta allí, inmerso, sintiéndolo, viviéndolo, respirándolo y hablando, compartiendo sugerencias y líneas”, explica el actor. Según Bale, este enfoque de la realización cinematográfica ayuda a los actores a sentirse seguros y cómodos en el set, resultando en interpretaciones más honestas y creíbles.

A partir de hoy, las audiencias verán en ÁMSTERDAM el maravilloso resultado de la singular colaboración entre dos exponentes del cine, unidos por el abordaje del proyecto con talento, creatividad y pasión. Y basta con dejarse llevar por la magia que brilla en pantalla grande para comprobarlo.