Benny loves you, nunca tires tus muñecos de la infancia

Benny loves you, nunca tires tus muñecos de la infancia

Título original: Benny Loves You

Año: 2019

Duración: 104 min.

País: Reino Unido

Dirección: Karl Holt

Guion: Karl Holt

Fotografía: John Bowe, Karl Holt

Reparto: Karl Holt, Claire Cartwright, George Collie, James Parsons, Anthony Styles, Darren Benedict, Lydia Hourihan, David Wayman

Productora: Darkline Entertaiment

Género: Terror. Comedia | Comedia de terror. Gore. Amistad. Muñecos

En la ola de películas sobre muñecos malditos –Annabelle y los reboot de Chucky− y para fobia de aquellos que no toleran ver nada inanimado con forma humana, llega al Macabro Festival Benny loves you, una comedia de terror que utiliza a una extraña mezcla entre Elmo y el Conejo Blas para hablarnos del poder de la amistad con escenarios de gore y slash al más puro Scream o Sé lo que hicieron el verano pasado.

Jack es un hombre que a sus treinta y tantos aun vive con sus padres y no únicamente porque sea incapaz de pagarse una casa, sino porque parece un niño grande atascado en que sus padres le hagan de comer, fiestas sorpresas y en general, le resuelvan la vida. Esto hasta un infortunado accidente durante su fiesta de cumpleaños en que ambos progenitores pierden la vida de una manera cómica y sangrienta por igual.

Diez meses después, el trabajo del hombre no le permite pagar las cuentas o la hipoteca y, al perder ante un compañero una promoción de puesto, termina con la estabilidad financiera pendiendo de un hilo, por lo que se fuerza a crecer, comenzando por cambiar su forma de vestir, la decoración de su habitación y sus hábitos, por lo que los juguetes de su infancia se ven apilados en cajas que irán a la basura.

Entre todos estos juguetes encontramos a Benny, un peluche que su madre le diera de niño para protegerlo de las pesadillas y constantes miedos que le atormentaban, con las palabras: “Él te protegerá de todo” sella el acto, haciendo que Jack se sintiera seguro durante su infancia, pero es momento de crecer ¿no? y dejar atrás a quien fuera tu mejor amigo.

Sin embargo, Benny no está de acuerdo y sigue viendo a Jack como el niño regordete al que hay que proteger y no le importará apuñalar, destripar, decapitar y/o masacrar a todo aquel que amenace la felicidad de su humano favorito, aunque poco a poco hará partícipe de su juguetona sed de sangre a quienes amenacen el estrecho vínculo que ambos poseen.

La película juega con todas las características del género slash e incluso hace mofa de otros títulos de terror, al disfrazar a Benny de personajes de la cultura cinéfila de terror. Estos guiños hacen aún más ligera la narrativa y ayudan a compenetrar con el pequeño juguete que sólo desea ser amado.

El principal problema llega en la recta final. Comienza a sentirse pesada y tediosa, como si el guion ya no fuera hacia ningún lado y sólo quisiera mostrarnos a Benny lanzando estrellas ninja y matando a todo aquel que ocupe su campo de visión, como mera travesura. Sin embargo, el final es hasta cierto punto novedoso ya que, aunque la trama se vuelve predecible, el cierre mete elementos sorpresivos.

Sin duda una cinta que gustará a los fanáticos del género que no estén peleados con un poco de humor negro y cuchillazos bien usados, cinco maharky estrellas de siete.