Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn)

 class=

Cuando Suicide Squad llegó a la pantalla hace ya varios años, lo único destacable de la cinta fue la simpática y carismática Margot Robbie en su papel de Harley Quinn. En aquel entonces mucho se habló de una segunda parte o en su defecto, un filme en solitario de ella y su amado Pudín; sin embargo, Aves de presa no podría catalogarse como una segunda parte y menos como la tan ansiada cinta que hablaría de una retorcida historia de amor, más bien es un largometraje de emancipación.

El guion está basado en los comics de DC: Birds of Prey, los cuales narran las aventuras de un grupo de mujeres que por diversas circunstancias se unen para combatir el crimen en Gotham City. Y aunque en la cinta parecen reunirse gracias a Harley, la historia original coloca a Batgirl y Black canary como las líderes y fundadoras. Y es quizás en esta mezcolanza de tramas, con protagonistas que se comen por completo a la ex del Joker, donde inicia la caída en picada de esta cinta.

 class=

Margot Robbie hace una excelente interpretación, eso nos quedó claro desde la primera cinta y el talento de la nominada al Oscar no está en duda; sin embargo, para un personaje tan “fantabuloso” como lo es Harley, el guion debía estar a la altura y este no fue el caso. A pesar de que por momentos vemos una evolución del personaje, uno muy grande ya que la chica ha roto una relación tóxica y lucha por salir adelante (un gran acierto ya que una de sus principales críticas era este amor y sumisión enfermiza hacia el Joker) y ya no depender de ningún hombre, en lo demás parece más a ratos una burla que la verdadera personalidad del arlequín.

Uno de los principales problemas es el ritmo de la cinta y este vaivén entre pasado, presente y futuro que se da para narrar la historia central y las ramificaciones. Aunque quisieron ser novedosos, es ciertamente confuso y termina por quitarle foco a Harley para recaer en personajes mucho mejor trabajados como lo son las Aves de presa. Es fácil olvidar el problema que las une a todas y simplemente colocarlas allí como por casualidad, como parece justo al final, ya que sus motivaciones no terminan por convencer y es más creíble que se juntaron a patear un par de traseros porque estaban aburridas.

 class=

Esta cinta maneja un mensaje de empoderamiento bastante acertado desde las primeras tomas (gracias a que el guion es enteramente feminista desde el título y ya sabes lo que te espera, no se siente forzado),  esto es quizás lo más rescatable de la cinta, ya que no sólo las escenas de acción para disfrute de todos los fans del woman power y hasta del fan service, muestran precisamente este empoderamiento, sino sus historias, que en esta ocasión se terminan comiendo la de Harley.

Uno de los aciertos, aparte del cast es el soundtrack, ya que desde la canción de Barracuda para la escena de acción final y un cover de Give me with your best shot te sumen en ese espacio-tiempo medio retro, actual en el que vive Harley. También el hecho de que Harley de mensajes sobre darte tu lugar y hacerte respetar dentro de las relaciones es bien recibido por la audiencia ya que la última vez las adolescentes tomaron al personaje como un estandarte, romantizando el estar en una relación tóxica. Así que ya sabes, este 7 de febrero no te la pierdas.