Annette

Annette

Dirección: Léos Carax.

Guion: Ron Mael, Russell Mael.

Música: Ron Mael, Russell Mael.

Fotografía: Caroline Champetier.

Reparto: Adam Driver, Marion Cotillard, Simon Helberg, Dominique Dauwe, Kait Tenison, Latoya Rafaela, Rebecca Dyson-Smith, Natalia Lafourcade, Timur Gabriel, Kevin Van Doorslaer, Devyn McDowell, Ornella Perl, Christian Skibinski.

Sinopsis: Henry es un monologuista cómico de humor incisivo. Ann, una cantante de renombre internacional. Centro de todas las miradas, juntos forman una pareja feliz rodeada de glamur. El nacimiento de su primogénita, Annette, una niña misteriosa con un destino excepcional, les cambiará la vida.

A primera vista, Annette parece desafiar la noción “tradicional” del musical con una historia que, si bien simple, no parece someter su ejecución a la de un musical de ornamentadas coreografías y diálogos vueltos canción para maximizar su eficacia sentimental. No obstante, si se considera que el género es más extenso de lo que la fórmula Disney/Broadway acostumbra a desplegar, es posible encontrar las filiaciones de Annette en el subgénero de la ópera rock que, como su nombre lo indica, tiene como parte de uno de sus elementos configuradores la música rock.

Muy en concreto, Annette se puede corresponder con Tommy (Ken Russell, 1975), trabajo pensando por Pete Townshend, guitarrista de The Who, y con la cual comparte algunos paralelismos: en lo que respecta al personaje titular, un infante que busca desarrollarse en medio de las adversidades a las que se enfrenta; y en como la dupla Townshend/Russell guarda similitudes con la de los hermanos Mael (mejor conocidos como el dúo de art pop Sparks) y el director Léos Carax, las mentes detrás de Annette. Ellos, estrellas de rock reconocidas por sus pares como genios del estilo e innovadores en sus respectivos campos; estos, directores polémicos y con una visión única y propositiva.

Por otro lado, los Mael y Carax parecen conscientes de lo que el público se predispone a esperar al momento de encasillar una cinta dentro del área musical, por lo cual buscan hacer guiños a la farsa de producciones de comedia al estilo Monthy Python, con actos como la secuencia inicial en la que se advierte al espectador, mediante un rompimiento de la cuarta pared, del hecho que, en efecto, lo que se encuentra a punto de presenciar es una fabulación en la cual los perpetradores, descaradamente, admiten que puede no ser lo esperado pero, por favor, guarde los reclamos para una vez finalizada la experiencia.

También se suma una de las secuencias más dramáticas, en la cual mientras Henry McHenry (Adam Driver) y Ann (Marion Cotillard) se enfrentan de una forma lo más realista (dentro de los límites establecidos) el escenario es mostrado como tal, con todo su artificio, mientras su hija, la pequeña Annette, presencia las acciones y reacciona de una forma tan plausible en su indefensión que logra, al igual que otros tantos momentos, cautivar al espectador, pese a la naturaleza de su persona.

Porque Annette, como el título lo indica, es otro elemento con el cual los creadores tientan al público: una marioneta mecánica (que, por su acabado y arco narrativo, puede recordar al Pinocchio de Carlo Collodi, aunque con una ansia de "humanidad" nacida de otra fuente) cuya textura de madera satinada no es impedimento para que gesticule y trasmita emociones de una forma poderosa y real y, al contrario, suma elementos para enfatizar la fragilidad de una Annette que será sometida a acciones que, si bien pueden no parecer tan desafiantes y agresivas, podrían ser objetables si se aplicarán a alguien de carne y hueso.

Si bien todo esto logra inyectar al metraje de una buena dosis de frescura y humor negro y caustico que pueden resultar atractivos para quienes tienen sus reservas con el mundo de azúcar y oropel con el que se tiende a asociar las producciones musicales, el resultado, dada la aparente falta de conexión musical entre las canciones (que asemejan más un álbum conceptual teatralizado que a una obra temáticamente unificada), más una pérdida de ritmo hacia el final de sus más de dos horas de duración, puede resultar incómodo si no se asimilan y aceptan sus intenciones en los primeros minutos.

Calificación: 5.5/7 maharkyestrellas

Annette se encuentra disponible en el servicio de streaming MUBI