10 Directores que dominaron el terror y el western

10 Directores que dominaron el terror y el western

Por Rafa Carrillo (@RafaDDM)

Terror y Western, este pueblo no es demasiado chico para los dos. Algunos de los directores más celebrados del género de terror han incursionado en los westerns de manera exitosa y nos han entregado joyas en ambos estilos. Pero si su especialidad ha sido el horror, ¿qué hace que se vean tan atraídos a estas historias de vaqueros? Podemos notar algunas coincidencias estructurales como que en ambos géneros es común tener muy delineado quiénes son “los buenos”, y quiénes son “los malos” (y en en el caso de Sergio Leone, también quiénes son “los feos”). En el terror, normalmente tenemos a los sobrevivientes contra el asesino o el monstruo. En los westerns más clásicos teníamos al héroe vestido de tonos claros, de blanco de preferencia, y al villano en tonos oscuros, por lo general completamente de negro. Esto es tan clásico en las películas de vaqueros que George Lucas lo imitó para vestir a Luke de blanco y a Vader de negro. Estas historias que presentan una dicotomía del bien y el mal, y suelen estar cargadas de violencia, son algunos de los géneros cinematográficos más antiguos, y al igual que Jason, nunca permanecen realmente muertos. Éste es nuestro homenaje a aquellos directores que se han encargado de mantenerlos vivos.

Del Terror al Western

Al ser la inspiración inicial para esta lista, comencemos con los directores que iniciaron su carrera en el horror y de pronto hicieron el salto al western.

1. Sam Raimi

Terror: Evil Dead 2 (1987)

Sam Raimi, a quien todos conocemos actualmente por las películas de Spiderman y las siguientes generaciones lo conocerán por la nueva película de Doctor Strange, tuvo sus humildes inicios con la saga de Evil Dead. En 1978, el equipo que se volvería inseparable conformado por los hermanos Raimi (Sam, Ted, Ivan), Bruce Campbell, Robert Tapert y Scott Spiegel produjeron con $1,600 dólares el cortometraje Within The Woods, el cual filmaron en sus tiempos libres los fines de semana. Este corto después se extendería a un largometraje llamado The Evil Dead en 1981, una de las mejores y más aterradoras películas del género hasta la fecha. Seis años de experiencia cinematográfica después, Raimi regresó al universo de Evil Dead para dirigir su secuela, que la mayoría de fans estarán de acuerdo que, si no es la mejor de la saga, es la que mejor muestra todas sus facetas de horror, gore y comedia. Incluso Quentin Tarantino ha llegado a considerarla una de las mejores películas de todos los tiempos.

Western: The Quick and the Dead (1995)

Considerado por muchos como un clásico olvidado, en The Quick and the Dead vemos a Sam Raimi incorporar su colorido estilo gráfico a este gran western que cuenta con las actuaciones de Sharon Stone, Russell Crowe (en su primer papel en una película Hollywoodense), Gene Hackman, Leonardo DiCaprio, Keith David, Lance Henriksen, Mark Boone Jr., Tobin Bell, Gary Sinise y por supuesto un cameo de Bruce Campbell que nunca debe faltar en sus películas. Con este gran elenco, la trama nos presenta un torneo de duelos uno a uno entre todos estos personajes y se convierte en algo así como un Mortal Kombat del oeste. Cada uno de los personajes aporta algo integral a la trama y vemos cómo cada uno es eliminado de manera violenta para tener la oportunidad de derrotar al personaje de Gene Hackman, un forastero que se ha adueñado del pueblo por años y se ha vuelto un tirano atinadamente llamado Herodes. Nombrado así por el paralelismo que se puede encontrar con el personaje histórico romano, no por la ley popular mexicana, aunque digo… básicamente también aplica pero no de manera intencional.

2. George A. Romero

Terror: Dawn of the Dead (1978)

El padre de los muertos vivientes. Sabemos que inició su carrera con Night of the Living Dead, pero la mayoría considera su secuela, Dawn of the Dead, como su mayor logro cinematográfico. Yo, personalmente, soy más parcial hacia Day of the Dead, pero la sabiduría popular y la cantidad de películas, series de televisión y videojuegos que han sido inspirados por Dawn of the Dead dejan muy claro cuál es el verdadero clásico. Un grupo de sobrevivientes buscan refugio en un centro comercial en pleno apocalipsis zombie. Una trama bastante concisa para esta metáfora del capitalismo que fue bastante astuta y políticamente relevante para su época… y por todo lo que ha inspirado en la actualidad parece ser que sigue vigente y su influencia no muestra señales de detenerse pronto.

Western: Survival of the Dead (2009)

Si hablamos de la serie clásica de Romero, por supuesto nos referimos a su serie de películas “_____ of the Dead”, pero por lo general nos referimos a las tres películas previamente mencionadas: Night, Dawn y Day. Son tan importantes que frecuentemente actuamos como si no existiera también la segunda trilogía compuesta de Land, Diary y Survival, que rompen la temática de horas del día; y en particular las últimas dos también rompen la buena reputación de la saga. Pero no todo está perdido, Land of the Dead en especial es buena. Antes de despedirse, Romero quiso cerrar su carrera con su único western: Survival of the Dead. No es una película perfecta, pero qué más podía ofrecer el hombre que prácticamente inventó al zombie moderno. Después de que esos mismos muertos vivientes los revivieran a manera de remakes, zombies rápidos, infectados, The Walking Dead, hasta comedias británicas impecables… bueno, Shaun of the Dead en específico.

La película que cierra la saga de este aclamado director comienza como una historia con la que ya estamos familiarizados en la que existen zombies, y hay quienes les temen, quienes los quieren exterminar y quienes los quieren proteger. Pero la historia pronto revela su enfoque real, una rivalidad entre dos familias que viven en una isla rural, y es entonces donde las raíces western de esta película salen a relucir. De nuevo, no es una película perfecta, pero es entretenida y después de darnos tanto, creo que esta última película de Romero se merece su oportunidad.

3. Ti West

Terror: The Sacrament (2013)

Con un nombre como Ti West, sería una oportunidad desperdiciada si este hombre no dirigiera al menos un western en su vida. A pesar de lo que dictaba el destino de su apellido, West comenzó con el género de terror, y antes de hacer de The Sacrament tiene varias otras joyas en el género como The House of the Devil, The Innkeepers e incluso un papel como actor en la excelente You’re Next. Pero elegí The Sacrament porque probablemente es mi película favorita de este director. Tres documentalistas de VICE viajan a una comunidad religiosa remota en Sudamérica para tratar de localizar a la hermana de uno de ellos, capturar algunas imágenes para esos famosos documentales que hace la página y con suerte rescatar a la hermana de esta secta potencialmente peligrosa. Es una de las películas del género found-footage más efectivas que hay, y el hecho que la trama se asemeje tanto a la trágica Masacre de Jonestown de la vida real, hace que esta película sea aún más aterradora.

Western: In A Valley of Violence (2016)

Después de establecerse como director de terror, en 2016 West decidió por fin acercarse a ese género que su nombre le pedía a gritos que intentara y el resultado es bastante bueno. En esta historia, curiosamente producida por Blumhouse, quienes usualmente también son conocidos por sus películas de terror, tenemos a Ethan Hawke como Paul, un forastero con un código ético bastante firme y una hermosa perrita llamada Abbie mientras cruzan un pueblo fronterizo rumbo a México. En su paso es retado por el hijo del mariscal a un duelo armado, a pesar de rechazar la propuesta en repetidas ocasiones, el hijo del mariscal insiste y termina por ser humillado en frente de todos a mano de nuestro protagonista. Acto seguido el hijo del mariscal cobra venganza, y entonces que ambas películas tengan un perro no es la única similitud que tiene con John Wick. Bien podemos llamarle John West a esta sangrienta película de venganza.

4. Ben Wheatley

Terror: Kill List (2011)

Aunque técnicamente Ben Wheatley comenzó su carrera cinematográfica con una cinta de crimen llamada Down Terrace en 2009, y previo a eso dirigió algunos episodios de televisión para series inglesas y algunos videos musicales. Su carrera realmente despegó con este thriller de horror psicológico llamado Kill List en donde un exsoldado, después de un largo periodo de desempleo, es invitado a participar en una lista de asesinatos de alto perfil para reanudar su actividad laboral. Conforme avanzan en esa lista comienzan a surgir detalles que hacen evidente que su empleador actual sabe más de él de lo que aparentaba y que él mismo puede estar involucrado en algo mucho más siniestro que simplemente matar a un montón de gente por dinero.

Western: A Field in England (2013)

A Field in England no es un western tradicional bajo ninguna circunstancia, para comenzar no está situado en el viejo oeste, sino como el título hace alusión, la historia sucede en un campo en Inglaterra, para ser más específicos a mediados del siglo XVII durante la Guerra Civil Inglesa. Además de esto, no estamos hablando de un western puro, en esta ocasión tenemos un western de terror donde se logran combinar todos estos elementos de manera armoniosa. Pero definitivamente es un western y lo podemos notar desde arquetipos tan clásicos de los westerns como la clara dualidad entre el bien y el mal representada por el protagonista vestido de blanco y el antagonista vestido de negro.

Los que combinaron Terror y Western

A Field in England es una perfecta transición a esta segunda categoría de directores que han hecho excelente trabajo en ambos géneros, pero en este caso no al pasar de uno al otro, sino combinando ambos en la misma película.

5. S. Craig Zahler

Bone Tomahawk (2015)

Anoten este nombre: S. Craig Zahler. No sólo porque es un nombre raro sino porque es un director que nos ha presentado 3 películas y las 3 han sido excelentes, y de seguro hay más por venir. En esta ocasión hablamos de su película debut, Bone Tomahawk, donde armado con un excelente reparto que cuenta con Kurt Russell, Lili Simmons, Patrick Wilson, Matthew Fox, Richard Jenkins, David Arquette, Sid Haig y Fred Melamed nos presenta la historia de un sheriff que decide reunir un pequeño grupo de pistoleros para adentrarse en una región peligrosa donde han secuestrado a un par de personas del pueblo. El peligro en cuestión es que esas tierras están habitadas por un clan de caníbales que incluso parecieran tener habilidades sobrenaturales y este equipo de rescate está consciente que puede estar a punto de entrar en una misión suicida.

6. Ana Lily Amirpour

A Girl Walks Home Alone At Night (2014)

Desde que salió esta película ha sido difícil de convencer a mis amistades que la tienen que ver porque desde su descripción es difícil de imaginar una película iraní western de terror de vampiros en blanco y negro producida por VICE. Y no sabemos si Ana Lily Amirpour aventó todas esas palabras en una licuadora para idear esta película, pero los que la hemos visto sabemos que lo logró de manera excepcional. Después de esa descripción va implícito que no es para nada un western tradicional, pero al mismo tiempo es indiscutible su lugar dentro del género, tanto en el terror como el western. Un joven trabajador hace lo que puede por salir adelante y por fin ha podido comprarse el auto de sus sueños, pero tiene un gran obstáculo tanto emocional como económico al tratar con la adicción a la heroína de su padre (interpretado por el actor que hacía de Ranjit en How I Met Your Mother). Un dealer de poca monta decide cobrarse las deudas del padre con el preciado auto de nuestro protagonista al mismo tiempo en que una chica vampiro que deambula por la ciudad comienza a perseguir a este traficante. Pronto se cruzan todos sus caminos e inevitablemente al estilo western se confrontan, con todo y esos clásicos duelos de miradas inspirados en El Bueno, El Malo y El Feo.

Del Western al Terror

No sólo los directores de terror han probado su suerte con el género western, también ha sucedido de manera inversa y con nombres bastante grandes como lo podremos ver.

7. Dario Argento

Western: Once Upon a Time in the West (1968)

Antes de que se levanten en armas, estoy consciente que Once Upon a Time in the West fue dirigida por el maestro del spaghetti western (el western italiano): Sergio Leone. Pero rara vez se menciona que Leone originalmente le encargó a Dario Argento escribir la historia, quien dos años después comenzaría su carrera como director para hasta la fecha ser reconocido como uno de los más grandes del género, sobre todo del subgénero giallo del terror italiano. Once Upon a Time in the West nos presenta a Henry Fonda como el villano, a pesar de siempre ser el protagonista en sus películas americanas. Y si algo aprendimos de una película del siguiente director de esta lista, así sucedía con las estrellas al irse a Italia a protagonizar en westerns en el declive de su carrera. Previo al spaghetti western, las películas western clásicas americanas solían ser muy blanco y negro, y no sólo en la presentación de colores en pantalla, sino en la dicotomía que presentaban entre el bien y el mal. Eran cuentos fabulosos donde los héroes eran impecables y los villanos eran despreciables. Cuando los italianos comenzaron a hacer westerns como éste, las líneas se desdibujaron y ni los héroes eran tan heroicos ni los villanos tan unidimensionales. Y esto lo podemos apreciar perfectamente en esta cinta en la rivalidad que tiene el personaje de Fonda con el personaje “bueno” de Charles Bronson.

Terror: Suspiria (1977)

Dos años después de Once Upon a Time in the West, Argento dirigió el clásico giallo The Bird with the Crystal Plumage, y comenzó su carrera como director de terror. Pero en esta ocasión mencionaremos Suspiria que sucedió todavía otros 7 años después, pero hasta la fecha es la película más reconocida de Argento, y con justa razón. Suspiria se ha convertido en un clásico imperdible y el excelente remake que salió hace unos años sirvió para consolidar completamente su reputación dentro del panteón del gran cine de terror. El uso de colores primarios saturados, combinado con sangre y violencia, sin olvidar el soundtrack que prácticamente inventó el black metal antes de que fuera un género musical real, hace de Suspiria una experiencia única e inolvidable que definiría el estilo de horror para el cine italiano por años y su influencia se puede apreciar aún en películas actuales como la próxima a estrenarse Last Night in Soho de Edgar Wright.

Como dato extra: Edgar Wright inició su carrera con una comedia homenaje al western llamada A Fistful of Fingers, pero nunca tuvo realmente un estreno comercial. Su primera película lanzada de manera comercial fue Shaun of the Dead nueve años después, que también es una comedia pero en esta ocasión hace homenaje a las películas de zombies y al horror en general, en particular a Dawn of the Dead de George A. Romero en la cual Dario Argento estuvo encargado de la música junto a Goblin que también hicieron el soundtrack de Suspiria.

8. Quentin Tarantino

Western: Django Unchained (2012)

Y si vamos a hablar de spaghetti westerns, tenemos que hablar del hombre que los regresó a la popularidad en los años 90: Quentin Tarantino. En teoría la mayoría de sus películas pueden ser consideradas como westerns, y fue esta libertad que tomó Tarantino para establecer westerns modernos en cualquier tipo de temporalidad o locación lo que inspiró a muchos de los otros westerns de esta lista a replantear lo que puede ser clasificado como western. Pulp Fiction bien puede ser considerada una película western bajo la tradición spaghetti western, y así lo considera el director. Pero en esta ocasión vamos a hablar de Django Unchained, que fue su primer western de pies a cabeza y por donde lo veas es un ejemplo magnífico dentro del género. Por supuesto de tradicional no tiene nada, pero podemos disfrutar cómo el director aplicó toda la experiencia y conocimiento acumulados a lo largo de su carrera para hacer esta obra maestra donde Django (Jamie Foxx), un esclavo recién liberado, está en una misión imparable para recuperar a su esposa que aún vive como esclava del temible Calvin Candie (Leonardo DiCaprio).

Terror: Death Proof (2007)

Así como Tarantino siempre incorporó elementos western en sus películas, también siempre ha sido un admirador del género de terror, y lo podemos ver en detalles como la muerte de Gogo Yubari (Chiaki Kuriyama) en Kill Bill donde se enfoca en sus ojos sangrando como referencia a la excelente película City of the Living Dead del maestro del horror italiano Lucio Fulci.

Antes de eso por supuesto escribió y protagonizó From Dusk Till Dawn, pero nunca había dirigido una película de terror como tal hasta que hizo Death Proof para el proyecto Grindhouse con Robert Rodriguez. En esta película, Stuntmant Mike (Kurt Russell) es un asesino con un auto “a prueba de muerte” diseñado en teoría para grabar escenas de acción sin que se lastime el conductor, pero en este caso es utilizado como arma mortal para cazar mujeres jóvenes. Es una película infravalorada dentro de la filmografía del director y rara vez es mencionada como una de sus mejores obras, pero es un vistazo entretenido e impresionante en lo que puede hacer Tarantino con el género de terror.

9. Robert Rodriguez

Western: El Mariachi (1992)

Popularmente los westerns italianos son conocidos como spaghetti western, por obvias razones, y Robert Rodriguez entonces se propuso a crear el western mexicano: el fideo del oeste como a él le gusta llamarle. Esta película que arrancó la carrera de Rodriguez se hizo con menos de $8mil dólares y hasta la fecha tiene el Récord Guinness como la película de menor presupuesto en haber generado más de un millón de dólares en taquilla. Esta hazaña fue lograda al reducir su equipo de filmación y tratar de tomar todas las responsabilidades posibles detrás de cámara él mismo. El resultado es una película muy imperfecta pero hecha con mucha dedicación y cariño, y si me preguntas a mí, la mejor de la trilogía que después se conformó con Desperado y Once Upon a Time in Mexico. Obligatorio ver esta película como inspiración si algún día te llamó la atención dedicarte al cine.

Terror: From Dusk Till Dawn (1996)

Las carreras cinematográficas de Robert Rodriguez y Quentin Tarantino se han cruzado ya varias veces, pero nunca de una manera tan gloriosa como From Dusk Till Dawn que te hace creer que estás viendo una película de crimen estilo Reservoir Dogs o Pulp Fiction y a media película te revela que estás viendo una película de vampiros. Y sí, tiene varios elementos western que ninguno de estos dos directores iba a dejar pasar, desde establecer la historia en lugares desérticos y centrar la historia en donde los forasteros entran en un bar donde si no buscan problemas, los problemas los encuentran a ellos. Escrita por Tarantino y dirigida por Robert Rodriguez, From Dusk Till Dawn sigue a los hermanos Gecko, interpretados por George Clooney y Quentin Tarantino, mientras tratan de huir a México tras haber cometido una serie de crímenes violentos. Es una película que ya hice un spoiler del giro dramático (y vaya que si no es dramático, es drástico), pero si no la has visto, es recomendable verla sin saber mucho más de la trama.

Quienes no se dejan definir

Llama la atención la cantidad de directores que son famosos por un estilo y que después han pasado del terror al western o viceversa, pero a fin de cuentas siempre vamos a encontrar directores que se rehúsan a ser definidos por un género y prueban un poco de todo, con una variedad de resultados. En este caso quiero hablar del director más trabajador que existe y que ha hecho de todo desde películas para toda la familia hasta las películas más violentas e impactantes que vas a ver.

10. Takashi Miike

Terror: Audition (1999)

Quizás la película más famosa de Takashi Miike, junto con Ichi The Killer, Audition cuenta la historia de un ejecutivo de televisión viudo que decide hacer una serie de audiciones falsas con el pretexto de buscar a una actriz para una nueva serie, sin embargo, lo que realmente quiere es encontrar a su próxima esposa. Inteligentemente diseñada para aparentar ser una película romántica aburridísima para al final hacer un giro violento (muy violento) y convertirse en una de las películas más impactantes del género de terror. En ese sentido sería justo decir que puede ser considerada como la From Dusk Till Dawn japonesa que pasa de ser un drama romántico a ser una cinta precursora de lo que años después llamarían torture porn para referirse a películas como Hostel y Saw.

Western: Sukiyaki Western Django (2007)

Así como el western italiano es el spaghetti western, y según Robert Rodriguez el western mexicano es el fideo del oeste, Takashi Miike deja su marca en el western japonés con su sukiyaki western. Miike ofrece una película que en todo momento es un western estilo italiano pero está situado en Japón feudal. Como mencionaba, Tarantino inspiró tanto a otros directores a replantearse lo que puede ser un western que Takashi Miike lo invitó a participar como actor, en una pésima actuación que le tengo mucho cariño, muy al estilo de todas las participaciones de Tarantino como actor.

Un pistolero sin nombre llega a un pueblo para ayudar a una prostituta a vengarse de los clanes rivales que dominan el lugar con violencia, suena a trama de película de Clint Eastwood pero una vez que agregas artes marciales, peleas de espadas y el estilo de dirección de Miike, te garantizo que no encontrarás otra película igual.

¿Qué otros directores conocen que hayan hecho esta transición del género de terror al western? Nos gusta leer sus sugerencias en los comentarios para agregarlas a la lista de películas por ver.