Toy Story 4

by Alberto Marín on junio 24, 2019
Cine Opinión
Overview
Item Reviewed

Toy Story 4, Josh Cooley, 2019

Author
junio 24, 2019
Synopsis

Woody siempre ha sabido que su prioridad es cuidar a su niño. Pero cuando Bonnie suma a Forky, un nuevo juguete, y emprenden un viaje junto con los viejos y nuevos, Woody sabrá cuán grande puede ser el mundo y cuántas posibilidades hay para un juguete.

Features

- Animación genial
- Banda sonora excelente
- Nuevos personajes
- Diversión

Specifications

- Director: Josh Cooley
- Guion: Stephany Folsom
- Historia: John Lasseter, Pete Docter, Andrew Stanton, Lee Unkrich
- Música: Randy Newman
- Protagonistas: Tom Hanks, Tim Allen, Joan Cusack, Annie Potts, Tony Hale

Length

100 min

Positives

- La animación
- La musicalización
- Los nuevos personajes

Negatives

- La ruptura con las ideas manejadas en las cintas previas
- Froky y su falta de desarrollo
- La "necesidad" de esta película

Rating
Our Rating
User Rating
Rate Here
Veredicto
Bottom Line

Una excelente animación con buenos momentos de comedia a pesar de que la historia no convence del todo.

Total Score
User Score
1 rating
You have rated this
Full Review

Hablar de cambio de director,  ocho personas a cargo del guion y su reescritura, y un director debutante a cargo de continuar un proyecto insignia, sería más que suficiente para hundir una cinta mucho antes de su estreno, o para al menos poner en vilo una buena recepción de la audiencia, la taquilla y la crítica.

Sin embargo, si la casa productora detrás del trabajo es Pixar, que con sus altibajos logra entregar productos de manufactura excelente en la animación, y si lo que se trae entre tantas manos es la nuevo/¿ahora sí último? largometraje de Toy Story, la gran saga que posicionó a la empresa con base en California como una productora de gran nivel y excelencia mundiales, muchos de los temores se disipan para dar paso a un puñado de buenos deseos para el producto final.

¿Es Toy Story 4 (Josh Colley, 2019) una prueba de que pesan más la marca y los buenos deseos, o de que no importa el tamaño de la corporación a la hora de hacer cambios casi kamikazes que abollan el proyecto? La respuesta es mucho de lo primero con unos cuantos ingredientes de lo segundo.

Por un lado, Pixar está acostumbrada a trabajar bajo presión, nació bajo presión, y con cambios sobre la marcha desde el primer Toy Story, el cual tuvo que pasar por reescrituras a fin de poder tener el visto bueno de los jefazos Disney. Ahora, si se considera que su equipo de trabajo está amplaido y más que curtido y compenetrado con respecto a historia original, los resultados no podrían ser malos. Y en ese sentido, Toy Story 4 cumple.

La animación, como siempre, es de una calidad que vuelve a levantar el techo de lo excelso, los actores de voz y los héroes animados se sienten tan cálidos y cuidados como siempre, al igual que detalle con el que se detallan las gesticulaciones y expresiones de hasta los más “horrendos” de los nuevos personajes, siguen manteniendo los estándares de buena labor de Pixar.

Otro punto destacable es el giro que se realiza, cuando la necesidad lo exige, hacia atmósferas de terror cómico. Esto se hace con la incorporación de Gabby Gabby, una muñeca con voz (que juega el papel de antagonista en esta ocasión), cuyo mecanismo vocalizador estropeado, sus ojos grandes y su ansia por ser querida apelan al miedo que se suele asociar con ese tipo de juguetes (la posible referencia a la muñeca Annabelle cobra mayor sentido, aunque en una clave menos ¿aterradora?, hacia el final de la cinta, cuando decide arriesgar todo para conseguir una dueña/amiga). La acompañan en su “casa de terror” un séquito de muñecos de ventrílocuo, juguetes cuya falta de sostén y rasgos exagerados pueden hacer que un joven incauto tenga problemas para conciliar el sueño por un buen rato.

Dentro de estos elementos de terror se incluye la nueva sensación del cine de horror: Jordan Peele, director de Get out! (2017) y Us (2019), quien hace mancuerna con Keegan-Michael Keen, compinche con quien saltó a la fama en su programa cómico para la televisión Key and Peele; ellos interpretan a un par de juguetes de peluche ­(Bunny y Ducky) un tanto sociópatas que harán compañía a Woody y Buzz en la aventura de esta ocasión, brindado un vistazo al que podría ser el proceso creativo que Peele sigue al crear sus guiones (incluido un breve homenaje a la secuencia inicial de Lost boys y Us). Para finalizar los cameos se encuentra Keanu Reeves dando vida a Duke Kaboom, un motociclista parlanchín (comparado con los otros héroes interpretados por Reeves) de acrobacias extremas, con deseos de ser reconocido y con grandes huecos emocionales, todo un anti-homenaje a John Wick.

… Aunque antes de acabar con las nuevas presentaciones, queda algo que decir con respecto al otro elemento más promocionado de la cinta, Forky. Este no pasa de ser un giro inicial e nteresante para la trama, pero acaba por ser un mcguffin, un elemento irrelevante en sí mismo que sólo sirve para avanzar la trama. De tal suerte, McForkyn bien pudo ser reemplazado por cualquier cosa, como una inerte barra de carbono, y su función narrativa hubiera quedado igual, desaprovechando así un elemento que pudo a ver dado más cancha para los dilemas existenciales presentados en las entregas previas o para el horror con el que se salpica esta.

Esto, sumando tanta cámara cedida más una historia de cierre casi forzada y un tanto innecesaria (¿alguien notó y extrañó la presencia de Bo Peep en la película previa?) para Woody (el supuesto centro de la historia, porque a fin de cuentas se trata de su cierre, o esa es la justificación), cuyo desenlace se prefigura en los primeros minutos del metraje (y que hacia la mitad del recorrido se puede resolver con un “¡hey, despierta, los niños siempre pierden juguetes, madura!”) hace que la cinta no tenga la emoción de las dos primeras ni el estrujante cierre de la tercera, ya que cambia la premisa detrás del grupo de Woody: todos somos ohana.

Aún así, y a pesar de la reducción de la premisa del grupo y de las personalidades de los principales protagonistas (atención a lo que pudo ser si se hubiera seguido la dinámica que se establece entre Woody y Jessie en los momentos posteriores al prólogo con el que inicia la cinta) con tal de construir una personalidad para Bo Peep, Toy Story 4 tiene preparados, por antologación de grandes éxitos de las anteriores, momentos de diversión y uno que otro lagrimeo (sobre todo para los fanáticos de toda la vida) que, si bien no alcanzan para darle un lugar dentro de lo mejor de la saga (o bien dan paso a una nueva versión de la inlcusión/exclusión del episodio VIII de Star Wars: sería una gran película si no dijera Toy Story), si dan para conformar un divertimento digno de Pixar que escapa, con estrecho pero suficiente margen (a pesar de por momentos parece ser un largometraje mcguffin, creado sólo para que Pixar muestre sus avances en animación), de la maldición de otras tantas secuelas  cuya existencia hace que algunos reciban con gusto la intención del estudio de regresar a sus raíces y destinar su talento a nuevos proyectos en lugar de a la realización secuelas.

Películas relacionadas: Toy Story 1, 2 y 3; Lilo y Stich, Monsters Inc.

What's your reaction?
LOL
0%
Cheers
0%
What!?
0%
Meh...
0%
Sad
0%
RAGE!
0%
Comments
Leave a reply

Leave a Response

Veredicto
Latest Headline
 
Sausage Party!! Madafackeeerrrrsss!!!
septiembre 29, 2016
Cine Opinión
READ STORY
Explicit Content
PORTADA OFICIAL DE IZKALLI SOUNDS MACHÍN

IZKALLI SOUNDS MACHÍN, EL FESTIVAL CON EL ROCK MÁS MACHÍN.

5.0

Revolutionary Girl Utena

5.0
5.5

Reseña de la película Los Muertos No Mueren

¡El Konnichiwa Festival regresa este Noviembre con mucho anime!

featured image

Flicktober 2019 Parte 5: Resumen Final

6.6

Espíritus del mar/ Kaijū no kodomo

La OFJ inauguró su tercera temporada 2019 con Toussaint, Copland y Ravel

5.2

Dr. Sueño

6.0

Mr. Link

4.0

Jugando con fuego

Fonts by Google Fonts. Icons by Fontello. Full Credits here »